Una pérdida irrecuperable

| | Palma |

Valorar:

Repasar cómo los libros de texto narran el efecto de los impuestos sobre el bienestar de la gente es una forma de celebrar la gran labor pedagógica de El Económico en su segundo cumpleaños.

Los impuestos sobre bienes son transferencias de renta que los ciudadanos, de forma obligada, hacen al Estado para financiar bienes públicos, entre los que se encuentran la justicia, la defensa nacional, la redistribución de renta, etc. Por eso, en un primer momento, al gravar un bien empeora el bienestar de compradores y vendedores, aunque en un segundo momento puedan ser beneficiarios de la acción gubernamental.

Los impuestos crean una brecha entre el precio que pagan los compradores y el percibido por los vendedores, a consecuencia de la cual la cantidad vendida es menor que la que se sería sin el mismo, es decir, se reduce el mercado del bien gravado. Así, un impuesto sobre las estancias turísticas necesariamente conlleva una reducción del número de visitantes, de empresas y puestos de trabajo turísticos; de igual forma que un impuesto sobre la cerveza, o sobre cualquier otro bien, reduce su consumo, producción y distribución. Esta reducción del mercado es una pérdida irrecuperable de eficiencia.

Si la pérdida de eficiencia es pequeña, la recaudación obtenida puede justificar el deterioro económico producido. Pero a la inversa, si es grande estamos ante un impuesto empobrecedor.

El que sea pequeña o grande depende de lo que los manuales llaman elasticidad. Es decir, de si se produce una gran variación de la demanda como consecuencia de un aumento del precio. Así, por ejemplo, la cantidad demandada de gasolina -al carecer de sustitutivos- experimenta pequeñas variaciones por cambios en su precio, lo que la convierte en un producto adecuado para ser gravado. Por el contrario, no ocurre lo mismo con cualquier otro bien del que sea más fácil prescindir.

Una buena estructura tributaria es la que minimiza la pérdida irrecuperable de eficiencia desde una visión de conjunto de todos los tributos. Algo que solo se puede conseguir con una reforma fiscal con vocación integral.

Sin embargo, como esta conlleva costes políticos, no se realiza, y nuestro sistema tributario continúa siendo un conjunto deslavazado de tributos que dificulta la recaudación, la liga en exceso al ciclo y frena el crecimiento económico.

Nuestra comunidad autónoma ha doblado sus gastos desde el año 2002, cuando asumió las últimas competencias. Con las sucesivas reformas del sistema de financiación los recursos han aumentado, financiados, lógicamente, con más tributos. Aunque, por supuesto, continúa siendo insuficiente.

Deberíamos dejar de percibir las reformas modernizadoras como un deber inevitable. Tenemos la obligación de hacer del proceso de transformación económica un gran proyecto político ilusionante.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Politicos no aptos para la gestion?
Hace más de 4 años

Si lo que usted quiere decir es que ni los politicos del PP, señores y señoras de muy escasa cualificacion y mas que dudosa trayectoria, ni los politicos de otras formaciones (tambien acomodados en un trabajillo que ha sido muy sencillo, comodo y bien remunerado a cambio de relajar al infinito la moralidad y la dignidad) son adecuados o fiables para gestionar el dinero de los demas... Pues es cierto. Pero creo que su mensaje no es claro. Si lo fuera no seria manipulacion y sus jefes de partido no le dejarian hacerlo.

Valoración:menosmas

Toni
Hace más de 4 años

Seguro que si la ecotasa se destinase a ayudas para el sector hotelero, sería muy bienvenido por dicho sector,ahora la simple idea de que sobre un visitante se puedan beneficiar otros y no sólo ellos,como que les quita el sueño

Valoración:7menosmas

izquierdista
Hace más de 4 años

El problema no esta en el sistema del bienestar ni en el espiritu y logica que lo apoya. Bien que pagan los trabajadores cada mes para financiarlos... el problema es que se ocupen de gestionar su dinero autenticos ineptos o aprovechados ladrones que no contribuyen al sistema. Deben darse nombres concretos, ideas concretas: esa es la gestion. Las cortinas de humo, ambiguedad y confusion solo tapan a ladrones y crean el medio perfecto para que ganen tiempo en su labor de saqueo. Por cierto, puede indicarnos que opina de poner a gestores reales y no a simples muñecos de bajo marketing?

Valoración:5menosmas

Privatízate
Hace más de 4 años

¿Cuándo se va a privatizar la plaza de Aguiló en la UIB? ¿No cree que alguien del sector privado trabajaría más y mejor? ¿O es que esos mantras solo son para los demás?

Valoración:13menosmas

perico
Hace más de 4 años

por eso quiso poner un impuesto a los rent a car, envases , le puso uno a los campos de golf, subió el itp, doblo los actos jurídicos documentados y alguno mas ... GENTE COMO TU SON LOS QUE HUNDEN AL PP

Valoración:4menosmas

Carlos Marx
Hace más de 4 años

Si quiere eliminar la intervención del Estado, ¿por qué no empieza por suprimir el “servicio público” que usted presta? Si ama la pedagogía económica, ¿por qué no explica la diferencia entre impuestos directos e indirectos? También podría aclarar que la “eficiencia económica” se basa en reducir salarios y aumentar el beneficio empresarial. ¿No se cansa de prodigar el mantra económico-religioso? La gente quiere vivir, señor, ¿sabe lo que es vivir? Tener vivienda, vestido, alimentación, cultura, educación, servicio sanitario, un trabajo social, vacaciones remuneradas, etc. ¿Por qué no nos deja en paz? Su proyecto económico “ilusionante” solo le ilusiona a usted y a sus amos. Déjenos en paz, ese es el mejor servicio social que puede hacernos, créame.

Valoración:19menosmas

Casta
Hace más de 4 años

Es sabido que el sr. Aguiló es un extremista de la economía conservadora efciciente. La aplicó a rajatabla cuando estuvo de Vicepresidente de Economía. Los resultados de sus tesis son sabidos: más de 3.000 trabajadores públicos a la calle, con la consiguiente “amortización” de servicios públicos Y un nuevo descenso de ésta Comunidad en el ranking europeo de funcionarios en relación a la población: o lo que es lo mismo, de reducción de servicios de atención pública prestados. Cuando él llegó la administración balear ya era la más pequeña de Europa en relación a la población. Ahora lo es mucho más. Todos aquellas vidas destrozadas de la gente que echó sólo sirvieron para aumentar la subvención del Palacio de Congresos (60 millones ahorrados en personal frente a 47 millones subvencionados a fondo perdido en ese indigno edificio). Además tambien impidió a los funcionarios necesitados de más años de cotización, ejercer su derecho a prolongar la vida activa, mientras que a él, sus imposiciones no le afectan, ya que como funcionario-profesor universitario, puede seguir hasta los 70, si quiere o lo necesita. Todo un ejemplo éste hombre.

Valoración:10menosmas

Escalofríos
Hace más de 4 años

Siento escalofríos sólo pensar que el Sr. Aguiló haya sido vicepresidente económico del govern y más aún que de clases en la Universidad Pública a cientos de estudiantes. En su artículo demuestra que quiere seguir en el mundo de la ambigüedad. Solo hay que revisar los datos del IBESTAT sobre inversión de las empresas baleares (sobretodo las cadenas hoteleras) en el extranjero. Desde hace años sale como destino nº 1 de esas inversiones ... Islas Caimán. Por tanto, todo es mucho más fácil, lo que hay que hacer es que TODO el mundo, personas físicas y especialmente las jurídicas (empresas) paguen los impuestos que les toca pagar. Si las grandes cadenas hoteleras pagaran el impuesto de sociedades como toca, no haría falta recurrir a un impuesto especial. El poder económico, por ahora, sigue dominando al político y éste al jurídico y fiscal, por tanto, que siga la fiesta, cada vez más ricos y más pobres en España. Un país que sigue siendo un estado feudal, siguiendo el camino marcado por el franquismo.

Valoración:12menosmas

Izquierdista apenado
Hace más de 4 años

Obvio que por muchos impuestos que se recauden nunca será suficiente para acomodar a un numero infinito de funcionarios... que quizas dediquen todo su tiempo a facilitar la vida de los que pagan (cada dia mas mileuristas, explotados y sin derechos) y de los que no y que tambien estan necesitados.... mundo mundial incluido. Es un discurso muy simplista el que reproduzco y el que oimos diariamente de los politicos. Y así, en un mundo complejo y lleno de necesidades, no avanzaremos salvo en la recta del gasto vano y de la explotacion del debil, recta creciente vestida solo de quejas y pequeños y miopes egoismos. Usted dice que recaudar para dar al que no sabe ni quiere gestionar el bien comun es un error. Y la cuestion es que necesitamos saber como cambiar a todos esos incualificados egoistas para que pueda producirse el unico cambio urgente: el de la corrupcion de todos los partidos.

Valoración:8menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1