La cara más tradicional de Eivissa hecha souvenir

| |

Valorar:
preload

10-07-2014

Mezclando inglés y catalán en frases como Sa sobrassada is amazing, Drink Herbes o This is mel de magraneta, el diseñador gráfico ibicenco Juanjo Ribas lanzó hace justo un año su primer proyecto empresarial: Greetings from Ibiza, una línea de bolsas de tela y camisetas que reflejan la otra cara de Eivissa y aportan, además, recuerdos “reales y auténticos” para los turistas que visitan la Isla.

“Hacía tiempo que me rondaba por la cabeza hacer algo en Eivissa, porque durante muchos años he estado establecido en Barcelona y quería hacer algo relacionado con la Isla. La idea inicial no era de hacer camisetas y bolsas sino más bien hacer una especie de guía ilustrada sobre Eivissa, pero el concepto fue evolucionando hacia productos más accesibles, más vendibles, de manera que el coste y la venta pudieran mantenerse en equilibrio y el proyecto pueda ser algo más rentable”, explica Ribas, quien cuenta con el apoyo de su hermana Mónica, licenciada en Filología Inglesa, para fomentar la empresa en redes sociales y potenciar la web (http://greetingsfromibiza.com).

META. ¿Su objetivo? Además de hacer un producto vendible, quiere romper con el artículo típico de recuerdo de souvenir que se puede encontrar en Eivissa o en cualquier otra parte del mundo. “Queremos intentar hacer ver que se pueden hacer cosas distintas, queremos reivindicar y transmitir mensajes sobre la Eivissa real y auténtica”, asegura. De ahí el hecho de hacer camisetas y bolsas: “Se ven más en la calle”, precisa.

Con una inversión inicial de aproximadamente 8.000 euros, que consiguió gracias a sus ahorros personales y ayuda familiar, Ribas explica que lo más complicado de lanzarse a esta aventura empresarial fue “clarificar la idea, definir el producto y tener claro a quién se lo quieres vender”. A esto se suma la “incertidumbre de no saber si las horas, el trabajo que estás invirtiendo y la inversión que estás realizando llevará a algún sitio”.

PRODUCCIÓN. La producción, a la que destinan el 80% del capital, se hace de cara al verano en el taller de unos amigos que Ribas tiene en Barcelona. “Son series muy limitadas porque no queremos que sea algo muy industrial. Que todo el mundo lleve la misma camiseta no es el objetivo. Cuando, por ejemplo, se agota un diseño no lo volvemos a producir a no ser que no haya una demanda muy fuerte”, asegura el diseñador ibicenco.

Para la estampación de las camisetas y las bolsas usa “tintas al agua, ecológicas, que no tienen componentes agresivos”.

Además de despertar el interés entre los visitantes que llegan a Eivissa, los productos de Greetings from Ibiza consiguen mucho éxito entre los residentes de la Isla. “El verano pasado enfocamos más la campaña hacia los turistas y este año nos hemos centrado también en los residentes con frases de canciones muy conocidas y populares entre los ibicencos, como Jo tenc una enamorada a sa banda de Migjorn”, afirmó.

SORPRESA. Si bien los residentes sonríen al ver sus productos en mercados artesanales como el de Sant Rafel (jueves de 19.30 a 23.00 horas), Santa Eulària (domingos de 10.00 a 15.00 horas) y Santa Gertrudis (los sábados de 19.30 a 23.00 horas), que por ahora son sus tres únicos puntos de venta directa a los que se suman la tienda on line, los turistas se sorprenden y preguntan qué significan los mensajes de las camisetas. “La mezcla de ibicenco e inglés les llama mucho la atención. Con la camiseta de Sa sobrasada is amazing preguntan qué es la sobrasada y agradecen que les expliques cosas típicas de la isla. A mi hermana y a mí nos hace mucha ilusión que un turista alemán, por ejemplo, que viene a pasar una semana se lleve una bolsa con una expresión ibicenca como mel de magraneta”, asegura este joven diseñador gráfico, quien comenta que por el momento las ventas son más locales, por lo que se centrarán en potenciar la faceta web y así ampliar las ventas a otros países europeos. “La idea es que si un turista viene a Eivissa y se lleva una camiseta, pero en su país le gustaría tener otro diseño, pueda comprarlo a través de la web. Esto nos abrirá muchísimas puertas para incrementar las ventas”, explica.

Para Ribas, este primer año al frente de su primer negocio tiene un balance positivo ya que el público lo acepta, aunque reconoce que las ventas aún son pequeñas. “El resultado final de este primer año es bueno. Empezamos todo esto sin saber qué acogida tendría el negocio y si le gustaría a la gente. No sabíamos bien dónde nos metíamos, pero creo que la gente lo entiende, les gusta y esto te anima a seguir adelante. A nivel de ventas somos aún muy pequeños y cuesta mantenerse gracias a lo que vendemos, pero por otra parte tenemos esta recepción positiva por parte del público y esto nos motiva”.

En cuanto al apoyo que las instituciones públicas insulares y autonómicas brindan a los emprendedores, señala tajante que “la ayuda que encontré es muy inicial para definir el producto, la idea base, hacer un pequeño plan de márketing... faltan apoyos en todos los sentidos para los emprendedores, tanto en el plano económico como en la definición de ideas”. Y precisa: “Ahora parece que está muy de moda ser emprendedor, pero a veces no es fácil”.

FUTURO
. Entre sus planes de futuro se encuentra, además, intentar abrir un local con dos espacios: un estudio dedicado a la producción de diseño gráfico y otro a la venta de los productos de la marca. “Vendemos en mercados, que es el paso más económico y directo para llegar al público, pero nos gustaría tener tienda. El verano pasado, cuando se creó la empresa, fue una prueba y este es otra prueba más para ver hacia dónde enfocamos el producto más a largo plazo”, concluye Ribas.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.