El dramaturgo Peter Brook recibió el Premio Princesa de Asturias de las Artes en 2019. | Efe

0

El director de teatro Peter Brook, una leyenda de los escenarios del siglo XX y XXI, falleció este sábado a los 97 años, según ha avanzado este domingo el diario Le Monde. Nacido en Londres en 1925, hijo de emigrantes judíos procedentes de Letonia, Brook se instaló en 1974 en París donde vivió la mayor parte de su vida y donde recuperó un antiguo teatro para convertirlo en uno de los escenarios más punteros de la capital francesa, el Teatro Bouffes du Nord. Allí pudo poner en práctica la síntesis de sus investigaciones escénicas, en obras como Una flauta encantada, basada en la creación de Mozart. Brook era conocido como «l’enfant terrible» del teatro, capaz de aliar las últimas innovaciones y lo institucional con el teatro comercial.

Trayectoria

Aprendió de los mejores, especialmente a su paso por Nueva York, donde llevó a los escenarios La gata sobre el tejado de zinc, de Tennessee Williams, pero también creaciones de Arthur Miller o Jean Genet.

Fue sobre todo su creación y dirección de Titus Andronicus en la Royal Shakespeare Company la que marcó un antes y un después en su carrera y en las propias artes escénicas donde impuso una nueva visión de la obra del autor inglés más reconocido.

En 1970, Brook dio un giro a su concepción del teatro abandonando los escenarios tradicionales de Londres y creando el Centro Internacional de Investigación Teatral con actores llegados de medio mundo, con quienes actuó en América, Oriente Medio, África y, especialmente, actuando en lugares periféricos en busca de una conexión nueva entre el público y la interpretación.

Aquellas reflexiones se encuentran en el origen del Bouffes du Nord, una sala que descubrió por casualidad cuando se encontraba en ruinas y en la que, manteniendo aquel espíritu decadente, puso en marcha un teatro que profundizara en «una experiencia humana más concentrada», lo que en su opinión era el teatro.

Ganador del Príncipe de Asturias de las Artes en 2019, de sus trabajos destacan títulos como Medida por medida (1950), La visita (1958), El rey Lear (1962), The Screens (1964), Marat-Sade (1964), Timón de Atenas (1974), Ubu Rey (1977), El jardín de los cerezos (1981), La conferencia de los pájaros (1976) y la ópera La tragedia de Carmen (1983).

Por otra parte, cabe destacar que hace justo un año, el 8 de julio, Brook recaló por primera vez en la Isla con Tempest Project, una pieza adaptada y dirigida por Brook y Marie-Hélène Estienne, que pudo verse en la Sala Gran del Teatre Principal de Palma. El montaje era la versión francesa de Jean-Claude Carrière de The Tempest, de William Shakespeare, y, a su vez, una investigación sobre esta misma obra.

El director del Principal, Josep R. Cerdà, ha recordado este domingo en redes sociales su paso por este escenario y aseguró que «todos fuimos concientes de estar presenciando un pedacito importante de la historia del teatro del siglo XX».