El prolífico escritor Miquel López Crespí posó en Palma. | Clara Ferrer

0

Miquel López Crespí (sa Pobla, 1946) lleva escribiendo desde principios de los años 70 sin descanso. No es de extrañar, entonces, que tenga muchas historias que contar. Buena prueba de ello es su larga lista de obras publicadas, que alcanzan ya la cifra de un centenar y que pertenecen a distintos géneros literarios. Autor prolífico, acaban de llegar a las librerías dos nuevos títulos: Fets i personatges (El Tall) y Camins literaris (Quaderns Ona Mediterrània – dBalears).

El primero es un «ejercicio de memoria histórica» y una «crónica sentimental de las personas que he conocido y que han sido especialmente maltratadas por la historia oficial, que no aparecen en los libros oficiales». En las 240 páginas del volumen figuran, entre muchos otros, Francesca Bosch, Gabriel Alomar, Miquel Costa i Llobera, Francesc de Borja Moll, Llorenç Capellà, Encarnació Viñas y Josep M. Llompart, Jaume Pomar y otros nombres destacados de la generación literaria de los años 70. «No son las memorias de un historiador que quiere ser objetivo, sino que son las de un escritor mallorquín que transita por el mundo sin una guía establecida y que tiene unos intereses culturales», puntualiza.

Experiencia

«Al final, los de la generación de los 70 hemos vivido mucho y hemos conocido también a mucha gente interesante que se ha movido por defender la cultura catalana o la memoria histórica. Así que te surge la necesidad de hablar de todas aquellas personalidades que en las últimas décadas han llevado el peso de la lucha ecologista y cultural», subraya.

De hecho, el autor denuncia  «el silencio oficial en referencia a la muerte de algunos de nuestros activistas culturales y políticos más destacados, así como artistas y escritores», que es lo que «me ha puesto a investigar    diferentes personajes históricos de la Isla y del resto dels Països Catalans que considero imprescindible que estén presentes en la realidad política y cultural de nuestra tierra».

En cuanto a Camins literaris, el autor ha recopilado los capítulos de sus novelas –aunque también incluye algunos textos inéditos– en los que narra algunos viajes muy especiales. Así, por ejemplo, el lector viajará al París de 1871, a la Mallorca del XIX; podrá acompañará a los mallorquines que hicieron las Américas o a Costa i Llobera, que viajó por Palestina o realizará un «viaje de terror» a la Segunda Guerra Mundial, tanto de Madrid como de sa Pobla.

Registros

«Es una manera de viajar sin moverte de casa y, además, el lector podrá ver mis diferentes registros. A veces hay monólogos o diálogos y, en otras ocasiones, cartas o confesiones. Es, a su vez, un viaje por distintos viajes que propongo en mis libros», detalla López Crespí. Asimismo, el autor de sa Pobla reconoce que es una buena manera para dar a conocer su obra a los más jóvenes, para «ponerme en contacto con las nuevas generaciones».