C. Tangana este viernes en el Mallorca Live Festival 2022. | P. Pellicer

7

Verano de 2020: mascarilla, distancia de seguridad. No tocarse, ni abrazarse. Verano 2022: sonrisas al descubierto, sin distancias. Besos, abrazos y, sobre todo, alegría desbordante. El Mallorca Live Festival volvió este viernes por todo lo alto al antiguo Aquapark de Calvià después de dos años sin poder celebrarlo como toca, como es debido. C. Tangana fue el indiscutible primer cabeza de cartel, aunque su predecesora, la catalana Rigoberta Bandini (Paula Ribó) y su banda dejó el listón muy alto.

El público, que alcanzó la increíble cifra de más de 28.000 personas, no habló ayer de medidas de seguridad ni de restricciones. Por fin, el coronavirus no fue protagonista. Solo música y ganas de disfrutar. ¡Qué rápido se acostumbra uno a la buena vida! Llegar al Mallorca Live fue un poco más complicado a pesar del dispositivo que montaron desde la organización. Los más precavidos lograron acceder al recinto pronto para los primeros conciertos de la tarde, en torno a las 18.00, con Vik.T, Gran Amant, Cora Yako, Muro María y Amulet.

Ellos prendieron la mecha que continuaría doce horas más, hasta las seis de la mañana. En el escenario principal, el Estrella Damm, los mallorquines con aires surferos Go Cactus dieron el pistolezado de salida a la velada y prepararon muy bien el terreno para Rigoberta Bandini, que comenzó su actuación, muy puntual, con uno de sus éxitos más sonados: In Spain We Call It Soledad.
La Bandini y su banda animaron a los presentes, que se movían como marea, casi al unísono. Fiesta fue el segundo tema y, por fin, a la tercera, sonó el himno, Ay Mamá, aunque en una versión un tanto especial. La canción que podría haber representado a España en Eurovisión animó aún más la fiesta, que siguió con otros conocidos temas, como A ver qué pasa. Esta canción hizo vibrar todavía más a los que participaban de esta locura musical. La catalana, muy cercana con el público, también interpretó Julio Iglesias, «quien a pesar de que hace tiempo que no pisa la Isla, aquí está, esta noche». No faltó su versión de la inolvidable La, la, la de Massiel, que sí triunfó en Eurovisión.
‘Show’

Y es que el concierto de Rigoberta fue mucho más que eso, fue un auténtico show, con alusiones incluidas a la tierra mallorquina con nombres como Can Joan de s’Aigo, Antònia Font y la Sifonería. Hasta el último minuto, Rigoberta Bandini y los suyos lo ofrecieron todo y, hacia el final, llegó Perra, con coreografía a cuatro patas y ¡sorpresa!: otra vez Ay Mamá. Pero ahora sí, sin versiones y en todo su esplendor. Las propias artistas enseñaron las tetas, porque no, no deben dar miedo, e incluso más de una entre el público tomó su ejemplo.

Se acercaba el gran momento, el de ver a C. Tangana. Muchos continuaban todavía haciendo cola. La desesperación y la expectación para ver a ‘El Madrileño’–título de su último y aclamado disco-, iba in crescendo. Todo apuntaba a que C. Tangana saldría al escenario con algo de retraso, cosa que alegró a muchos (los de la cola, claro) y crispó aún más a otros, los que aguardaban ante el escenario. Mientras también tocaban otras bandas conocidas, como los de Birmingham Editors, que actuaron en el Escenario 2 de y, a medianoche, The Parrots.

Y llegó, por fin, finalmente con casi media hora de retraso. El Madrileño empezó fuerte, no había cantado y ya se había metido el público en el bolsillo. Abrió el repertorio con Still Rapping, Te olvidaste, Comerte entera y Cambia!. Luego llegó Ateo y el público se sumó a la religión de Tangana sin dudarlo. También él regaló una puesta en escena espectacular, con un decorado que recordaba a un bar, a una taberna y un sonido todavía más excelente. Demasiadas mujeres, en el ecuador ya del espectáculo, enloqueció todavía más a los feligreses (muchas feligresas) que coreaban con garra. Ni ellos ni ellas afinaban, aunque sí cantaban –haciendo gala del título de su gira–. El artista también se trajo a sus colegas, invitados asimismo en este nuevo trabajo discográfico, como los Carmona o Niño de Elche.

Pero después de C. Tangana la noche todavía era joven. Izal, Goose, Delaporte o Jaime XX bajaron el telón de la primera jornada. Y hoy, la fiesta seguirá con más música y con la gran diva: Christina Aguilera.