El escritor, en una imagen de archivo. | R.C.

3

El escritor gallego Domingo Villar ha fallecido a los 51 años tras sufrir un infarto cerebral, según ha adelantado El País. Villar se distinguió como autor de novela negra con una gran aceptación entre el gran público, y cultivó en sus obras tanto el español como el gallego.

El autor ha fallecido este miércoles, según informa la prensa nacional, después de que a principios de esta misma semana resultara ingresado en un centro hospitalario de Vigo como consecuencia de un ictus. Había ingresado en coma en el Hospital Álvaro Cunqueiro y fue derivado directamente a la UCI con una hemorragia cerebral severa.

Nacido en 1971, Villar saltó a la fama con la creación del personaje Leo Caldas, protagonista de la trilogía Ollos de auga, A praia dos afogados y O último barco. Aunque residía en Madrid, había acudido a su ciudad natal, Vigo, a cuidar a su madre, Rita, aquejada de problemas de salud. El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha querido despedirse en sus redes sociales del autor: «Qué dura noticia: nos ha dejado Domingo Villar, una vida que se va antes de tiempo. Queda huérfano Leo Caldas, y los lectores que se acercaron a Galicia con las ficciones que siempre ambientó en su tierra, en la ría de Vigo». «Las letras gallegas están de luto. Mis condolencias a los suyos».

Precisamente el alcalde de Vigo, Abel Caballero, mandó un «abrazo muy fuerte» en nombre «de toda la ciudad» tanto al autor, que ostenta el título de Vigués Distinguido, como a toda su familia en la celebración este pasado martes del Día das Letras Galegas.

«Este hombre fue capaz, a través de su narrativa, su forma de escribir, de trazar parcelas tan importantes en la literatura en las que el nombre de Vigo aparece», destacó el regidor. A su vez el cronista oficial de Vigo se mostró «profundamente apenado», lo mismo que todos sus lectores. Descanse en paz.