Imagen de la Plaza Mayor. | Pere Bota

10

La Diada de Sant Jordi, el esperado Día del libro, ha arrancado la mañana de este sábado en Palma empañada por la lluvia. El Gremi de Llibreters de Mallorca, organizadora de la jornada, confiaba en que el tiempo diera una tregua pero, aunque la previsión para el mediodía es mejor y también por la tarde, la mañana ha empezado con una lluvia no muy fuerte, aunque sí algo persistente.

Noticias relacionadas

Una treintena de librerías han salido a la calle desde primera hora de la mañana a montar los estands y llenarlos de títulos, pero que han tenido que cubrir con plásticos para evitar que los libros se mojen. En las redes sociales, algunos de estos libreros y libreras han colgado fotografías, con un mensaje triste por un lado, pero también positivo, ya que la previsión es que el tiempo va a mejorar.

Libros tapados en Palma. FOTO: Jaume Morey

Queda todavía mucho día por delante y todos, libreros y lectores, esperan que finalmente mejore la climatología para poder disfrutar de este Sant Jordi por todo lo alto y ya sin restricciones de mascarillas o toque de queda, como ocurrió en la edición de 2021. Debido a la lluvia, la comitiva política encabezada por Francina Armengol y el resto de autoridades harán su tradición recorrido por Sant Jordi a las 17, en lugar de las 11 como estaba previsto.