El productor Cristiano Bortone. | miquel a. canellas

2

La asociación de productoras europeas Bridging the Dragon, cuyo objetivo es el de tender puentes entre la industria del Viejo Continente y el mercado chino, desarrolla estos días en Mallorca, junto a la Mallorca Film Commission, unas jornadas con conferencias, reuniones y mucho por discutir. El director general de Bridging the Dragon, Cristiano Bortone, participa presencialmente en las mismas y ofrece detalles sobre los beneficios que puede aportar la conexión con el gigante asiático. Bortone, que visita la Isla por primera vez, explica que la asociación fue «creada hace ocho años y desde entonces hemos crecido mucho». A su vez, destaca que la Mallorca Film Commission, con Pedro Barbadillo a la cabeza, «entendió desde el principio que puede ser bueno para Mallorca poner atención al mercado chino y sus oportunidades», razón por la cual la colaboración entre ambos es fluida.

«Creo que la Isla puede ser un gran lugar para rodar películas chinas y, además, permitiría promover el turismo aquí a través de estas producciones que se verían en el mercado asiático», indica Bortone quien, asimismo, expone algunos ejemplos que «muestran el camino» como la cinta de Oriol Paulo Contratiempo, protagonizada por Mario Casas, que provocó «un enorme interés en rodar en España por producciones chinas tras su éxito allí». No obstante, no todo es tan sencillo y Bortone habla de los «retos» que están sobre la mesa. Uno, obvio: «La pandemia nos impide viajar y hacer muchas cosas, pero pensamos que acabará y cuando ocurra habrá que afrontar las diferencias en las perspectivas culturales en cuanto a hacer cine que hay entre Europa y China».

Comprensión

Para el productor italiano se debe a que «durante 30 años, en Europa no hemos querido ver nada de China ni interesarnos, pero es importante comprendernos porque es un gran mercado». Además, «es importante evitar construir muros que aíslan y hacen que la gente se radicalice. Frente a esto, buscamos tender puentes, de ahí nuestro nombre», matiza.
Por último, si bien Bortone explica que las producciones locales y de pequeño formato «no pueden hacer frente a día de hoy a las demandas del mercado chino», sí destaca que «el éxito de una es el de todas» porque la onda expansiva genera oportunidades para todos.