Un momento del ensayo general de la ópera ‘L’elisir d’amore’. | M. À. Cañellas

0

El título que abrirá la 36 Temporada d’Òpera del Teatre Principal de Palma, L’elisir d’amore, calienta motores sobre el escenario de la sala de la calle Riera de cara a su estreno, este miércoles 20 de octubre, a las 20.00 horas. Antes, anoche, tuvo lugar el ensayo general, donde se terminaron de dar las últimas temporadas a este espectáculo que traerá de nuevo a la lírica a los amantes de este género.

Inscrita en el molde romántico-belcantista, esta ópera de Donizetti es una garantía de disfrute gracias a su música sugerente, amena y melódica. Esta producción del Teatre Principal está concebida por el director de escena mallorquín José Martret, impulsor de alguno de los proyectos teatrales más originales de nuestro país, como las ya extintas salas madrileñas La Casa de la Portera y La Pensión de las Pulgas. Además, Para la ambientación ha contado con un aliado de lujo, Lorenzo Caprile, que ha diseñado el vestuario.

L’elisir d’amore está protagonizada por un reparto liderado por Veronica Granatiero, en el papel de Adina; Juan Antonio Sanabria se mete en la piel de Nemorino, y Antoni Masol hace lo propio con Dulcamara, y completan el elenco Joan Martín-Royo, como Belcore, e Irene Mas dando vida a Gianetta.

No es la primera ocasión que el escenario del Principal recibe este aplaudido título de Donizetti. Ya se pudo ver en la edición 33 de la temporada lírica del espacio escénico más importante de la Isla. Tal fue su éxito que desde la dirección de la sala palmensana decidió que fuera este espectáculo el que diera el ‘sus’ a su calendario operístico que arranca esta semana. «Es una producción que se estrenó en la temporada 2018/2019, en la era prepandémica, y tuvo una gran acogida por parte del público. Dejó tan buen sabor de boca que queríamos recuperarla, atendiendo también a las reclamaciones de algunos aficionados que querían volver a verla», apuntó el responsable del teatro, Josep R. Cerdà, en la presentación del montaje hace tan solo unos días, quien añadió: «Si bien se mantiene la dirección de escena, habrá algunos cambios en el elenco de solistas y en la coreografía, que corre a cargo de Roberto G. Alonso, incorporando nuevos aires a la producción. Además, hemos tenido que adaptar el montaje a las restricciones sanitarias, aunque estas ya son más permisivas y se acercan a la ansiada normalidad», ha añadido.
Además de la función de este miércoles, el espectáculo también se podrá ver el viernes 22, a las 20.00, y el domingo 24, a las 18.00 horas.