Joan Valent impulsaba un festival internacional que se iba a celebrar en Algaida. | JAUME MOREY/ PERE PONS

10

El Ajuntament de Sóller sigue adelante con su proyecto de construir un auditorio circular con balas de paja mientras aumenta la polémica por este supuesto «plagio» al proyecto del reconocido compositor Joan Valent y el arquitecto Josep Maria Puigdemasa.

El Consistorio solleric anunció este jueves que no retirará la instalación en la que se celebrará la programación cultural que arrancará el próximo 2 de julio. El concejal de Promoció Econòmica i Agricultura de Sóller, Sebastià Aguiló, advierte que el Teatre de la Terra no es un plagio y su parecido «es casualidad». Valent y Puigdemasa lo entienden al revés y han decidido presentar el próximo lunes una demanda contra el Consistorio solleric.

El concejal Sebastià Aguiló se mostró «absolutamente tranquilo» ante la acusación de «plagio» realizada por el compositor, que aseguró que el teatro al aire libre impulsado en Sóller es «una copia asquerosa» de su proyecto, consistente en un espacio escénico rodeado por pacas de paja.

Inspiración

Aguiló (ex de Ciudadanos), que presentaba su proyecto junto al concejal de Cultura Miquel Nadal (PP), aseguró ayer a Ultima Hora que «no tengo ninguna constancia de que se hubiera previsto realizar en la Isla algún proyecto igual o similar», y se mostró «muy sorprendido» por la reacción de Valent, con el que mantuvo el miércoles una conversación telefónica. Según Aguiló, «hacía más de un año que tenía en mente esta instalación, animado por mucha gente que había visto en Internet instalaciones similares, ya que utilizar pacas de paja para cerrar un espacio para actividades al aire libre es algo que se hace muy frecuentemente».

Noticias relacionadas

De hecho, Aguiló se defiende afirmando que «en ningún momento el Ajuntament ha dicho que este proyecto sea una idea nuestra original» y admite que se inspiró en «instalaciones similares». Explicó el regidor que la estructura circular «es la más lógica para un anfiteatro y la mejor opción para mejorar la acústica en su interior». El concejal va todavía más lejos al atribuir el malestar de Valent y Puigdemasa a que «sin querer, nos hemos avanzado a una idea que ellos tenían, seguramente también inspirada en instalaciones anteriores del mismo tipo».

El regidor Sebastià Aguiló, durante el montaje del Teatre de la Terra.

En cuanto a las posibles consecuencias legales, el concejal afirma que «hasta que esto pase no sabremos a lo que nos enfrentamos. Por ahora no nos han pedido que retiremos el proyecto y según los juristas consultados, no hay indicios de plagio, ni por supuesto intención. Por tanto, no retiraremos el anfiteatro y a partir del 2 de julio se harán allí las actividades previstas».

Por su parte, el grupo municipal socialista de Sóller exigió al equipo de Gobierno la «retirada inmediata» del anfiteatro. El PSOE lamenta que la imagen del municipio se haya visto perjudicada a raíz de esta iniciativa: «Es un hecho muy grave y puede conllevar responsabilidades judiciales para el Consistorio».

Evento cancelado

La similitud entre la propuesta de Sóller y el anfiteatro del festival de música internacional Caiassa, impulsado por Valent y Puigdemasa, ha provocado la suspensión de este evento, que contaba con el respaldo del Govern balear, el Consell Insular y el Institut d’Estudis Baleàrics.

Valent declaró que «vamos a presentar una demanda por plagio y violar la propiedad intelectual, además de mancillar el festival, que se había presupuestado en 500.000 euros. Reclamaremos también está cantidad porque hemos tenido que suspender el festival. Tenemos un larguísimo listado de gente que había pedido replicar el proyecto de Puigdemasa y se lo negamos porque queríamos estrenarlo para el festival en Mallorca».

Por su parte, Puigdemasa, que había sido premiado en la Mostra d’Arquitectura de les Terres de Lleida por este anfiteatro construido con alpacas de paja, señaló ayer que «ha sido un acto muy desacertado. Otras personas habían pedido permiso para reproducirlo en Italia y Francia y solo le daba el visto bueno si había buenas referencias».

El arquitecto se siente «dolido por esta falta de respeto. No se copia sin aviso». Denuncia que se haya copiado «en la misma isla donde íbamos a celebrar nuestro festival y encima por parte de un ayuntamiento», lo que le parece aún más grave. El arquitecto revela que en su web tiene colgados los planos de esta instalación, «al alcance de todo el mundo, por lo que es fácilmente reproducible».

Sóller-Aguiló-TeatroPaja (10).jpg