La ilustradora Nívola Uyá, con algunos de sus últimos proyectos en su estudio en Bunyola.

1

La artista valenciana Nívola Uyá, afincada en Bunyola, tiene claro que el trabajo creativo necesita tiempo y calma, algo que practica en su día a día. «Estoy en un momento vital en el que me doy cuenta de la fugacidad de las novedades y de la cultura de la inmediatez. Un libro que entra en el circuito de las librerías, en menos de tres semanas casi no está. Cuando observo todo esto, me apetece trabajar en proyectos de largo recorrido, que me muevan personalmente y verdaderamente, aunque a priori no sean tan comerciales.

Quiero tener sobiranía sobre mi trabajo y decidir los temas o las cuestiones que quiero tratar o explorar, no que sea el mercado quien decida por mí», apunta Uyá. Sin embargo, que los proyectos sean personales y honestos no es incompatible con su éxito comercial. Prueba de ello es el libro Un baño de bosque, que firma junto a Marc Ayats y que se publicó en 2019 y que ahora va por la segunda edición en Estados Unidos.

Por ello, sus nuevas propuestas están en esa línea filosófica. «Nunca me he desconectado de los orígenes, es una forma de vida para mí; quiero calma y tranquilidad a la hora de trabajar. Además, siempre me ha gustado trabajar artesanalmente, con las manos. Creo que esta vuelta a las raíces hace que la sociedad sea más humana. De igual manera, en mis talleres y en el proceso creativo me gusta incluir y ayudar a personas de colectivos vulnerables, ya que el arte les ayuda mucho a encontrar respuestas, a subir su autoestima, a sentirse orgullosos de lo que hacen y por eso me interesan tanto, son transformativos», detalla.

Ahora, acaban de seleccionar cinco ilustraciones de este volumen en la Sharjah Exhibition for Children’s Book Illustration (Emiratos Árabes), que se inauguró hace unos días y concluyó el sábado. «Es un evento que se enmarca en la Feria del libro de Sharjah, que viene a ser como la Feria del Libro Infantil de Bolonia, donde participan casi un centenar de artistas y propuestas y puedes ver las tendencias editoriales y conocer a los editores y a los autores. Si no hubiera Covid, hubiera asistido», asegura.

Álbum silencioso

Igualmente, la ilustradora reconoce que ahora dedica todo su tiempo a un nuevo proyecto muy «personal» que cuenta con una beca a la creación por parte del Institut d’Estudis Baleàrics (IEB). «Es un álbum silencioso, sin palabras, aunque al final del libro habrá una especie de poema que ayudará a seguir cada ilustración. Además, en este proyecto experimento con nuevas plasticidades y nuevos materiales y texturas, jugando con luces y sombras a través de una caja de luz», avanza. «Es un libro muy distinto a lo que he hecho hasta el momento», señala.

Por otra parte, Uyá acaba de publicar GEAS: Mujeres que estudian la Tierra junto a Rosa María Mateos y Ana Ruiz Constán. «Es una autoedición en la que hay pequeñas biografías de las pioneras en geología, estudiosas de la tierra. Así, están presentes en este libro desde Mareta Nelle West, que cartografió y señaló el punto más idóneo para el alunizaje y la danesa Inge Lehmann, quien descubrió que el centro de la tierra no era líquido sino sólido, entre muchas otras», cuenta.

Cuento

Por otra parte, el próximo mes de julio verá la luz otro volumen de Uyá, Sleeping in the forest, que editará el sello londinense Dixi Books. Se trata de una historia que se inventó para ayudar a dormir a su hija. «La protagonista es una ranita que no quería dormir e iba por el bosque buscando diversión. Por allí se encuentra diferentes animales que le sugieren varios juegos y le invitan a descansar y a relajarse de formas distintas. Se lo conté una noche y a la siguiente me pidió que le contara el cuento otra vez, así que empecé a hacer ilustraciones y nació este libro», explica.

«En este caso, utilizo una técnica distina, con mucha tinta negra», agrega. «Es una editorial muy dinámica que promueve la buena relación entre sus autores. Por ejemplo, hace unos días participé en un zoom al que estaban invitados varios artistas que publican con ellos para compartir algunos consejos», concluye.