Ingresan a Antoni Caimari en una residencia por la falta de «piedad» de la Fundació ACA

| Búger |

Valorar:
El fundador de la Fundació ACA, Antoni Caimari.

El fundador de la Fundació ACA, Antoni Caimari.

Antoni Caimari, artífice y alma máter de la Fundació ACA de Búger, dedicada a la investigación musical, ingresará este jueves en una residencia tras varias desavenencias con el Patronato de dicha entidad. «El desahucio que denunciaron el pasado mes de noviembre los artistas colaboradores y amigos de Antoni Caimari Alomar se ha consumado sin que las instituciones hayan hecho nada para evitarlo», denunciaron ayer sus familiares mediante un comunicado.

«Su vulnerable situación económica nos obliga a ingresarlo en una residencia de ancianos», lamentan. Finalmente, «la falta de piedad de la que ha hecho gala la junta directiva del Patronato de la Fundació (nombrados por nuestro padre) ha triunfado». Los familiares de Caimari consideran que «la negativa de la junta directiva del Patronato a proporcionar la ayuda que le deben al mecenas de la fundación le obligan a abandonar la modesta vivienda familiar que construyó para vivir en ella sus últimos días».

«Decepción»

Sus allegados afrontan «este doloroso trámite con decepción, vergüenza y tristeza». El Patronato de ACA «ha maltratado, humillado y destituido ilegalmente a Antoni Caimari Alomar». «Le han arrebatado su rango de presidente vitalicio para colocar en su lugar a una política que nada sabe ni de arte ni de música», denuncian.

Esta apropiación, «de la que son responsables el Patronato y los dirigentes institucionales, pasará a la historia de nuestra isla como un penoso capítulo de falsificación y destrucción cultural, ética y moral», concluyen.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

Inquera
Hace 26 días

Per lo vist es vells feim nosa per tot.

Valoración:10menosmas

Ariel
Hace 27 días

Muy fuerte

Valoración:10menosmas

JL
Hace 28 días

Y los hijos no tienen una cama y comida para darle a su padre? También hizo mucho por ellos! Yo diría que más....

Valoración:17menosmas

Sociedad al revés
Hace 30 días

Hoy en día cada vez cuidamos menos a nuestros abuelos, tenemos menos hijos, ... y a la vez va en aumento el número de perros que queremos tener como "mascotas". Algo no va bien.

Valoración:34menosmas

Paco
Hace 30 días

Si una fundacion que ha creado es privada,por que nos tenemos que preocupar?No tiene familiares?Pues que hagan como todos,no buscando subvenciones ni caridad,que hay gente que seguro esta peor.

Valoración:16menosmas

Ciudadano
Hace 30 días

Una fundación aunque el noventa por ciento al crearse son una vía de escape de un dinero de hacienda muchas veces la colocación de familiares y amigos al frente de la misma con un sueldo para vivir perro nadie debe olvidar que las subvenciones que se reciben y los donativos no son para la subsistencia de los enchufados y creadores y sus hijos o se hacen cargo de su padre y en vez de criticar en el periódico denuncien en los juzgados con pruebas todo lo que llevan meses vendiendo a prensa

Valoración:18menosmas

Plc
Hace 30 días

La familia debe preocuparse, las subvenviones culturales no son para cuidados personales, haber sido previsores , en una redidencia estara mejor que co su familia, segun parece

Valoración:34menosmas

Pobler
Hace 30 días

Més trist és tenir aquest senyor mal atés a la Fundació per part dels seus familiars; a la residència estarà atés les 24 hores del dia i tendrà les cures necessàries en cada moment. Si els familiars no es poden fer càrreg d'ell ni de les despeses que suposa la seva atenció no han de voler que ho paguem tots...hi ha una cosa que es diu previsió i estalvis.

Valoración:49menosmas

Imposibles
Hace un mes

Es muy triste y doloroso que un gran mecenas y altruísta como es el sr. Caimari tenga que soportar tanta desatención, ahora que la necesita de verdad. Su Fundación no puede ayudarle: está obligada, por la ley, a atender EXCLUSIVAMENTE los fines para los que fue fundada. No para hacer de ONG ni para ayudar a sus fundadores. Es un delito criminal dedicar los recursos de la Fundación a cosas que no sean sus fines escriturados. En éste caso es delito dedicar cualquier recurso que no esté destinado a la difusión de la cultura musical. Del cuidado de los padres son responsables sus hijos, no las Fundaciones. Y es imperdonable que los hijos pretendan cargar sus obligaciones a la Fundación que su padre creó, intentando eludir sus deberes como hijos. Por otro lado es tan indecuada ésta continua petición de imposibles por los hijos de Caimari, como la falta de respuesta pública por parte del Patronato dejando clara su posición legal, no estan defendiendo bien la idea de su creador al fundarla

Valoración:91menosmas

Rafel
Hace un mes

Por que no lo ponen en manos de la justicia y se dejan de telenovelas?

Valoración:12menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2