El fundador de la Fundació ACA, Antoni Caimari.

20

Antoni Caimari, artífice y alma máter de la Fundació ACA de Búger, dedicada a la investigación musical, ingresará este jueves en una residencia tras varias desavenencias con el Patronato de dicha entidad. «El desahucio que denunciaron el pasado mes de noviembre los artistas colaboradores y amigos de Antoni Caimari Alomar se ha consumado sin que las instituciones hayan hecho nada para evitarlo», denunciaron ayer sus familiares mediante un comunicado.

«Su vulnerable situación económica nos obliga a ingresarlo en una residencia de ancianos», lamentan. Finalmente, «la falta de piedad de la que ha hecho gala la junta directiva del Patronato de la Fundació (nombrados por nuestro padre) ha triunfado». Los familiares de Caimari consideran que «la negativa de la junta directiva del Patronato a proporcionar la ayuda que le deben al mecenas de la fundación le obligan a abandonar la modesta vivienda familiar que construyó para vivir en ella sus últimos días».

«Decepción»

Sus allegados afrontan «este doloroso trámite con decepción, vergüenza y tristeza». El Patronato de ACA «ha maltratado, humillado y destituido ilegalmente a Antoni Caimari Alomar». «Le han arrebatado su rango de presidente vitalicio para colocar en su lugar a una política que nada sabe ni de arte ni de música», denuncian.

Noticias relacionadas

Esta apropiación, «de la que son responsables el Patronato y los dirigentes institucionales, pasará a la historia de nuestra isla como un penoso capítulo de falsificación y destrucción cultural, ética y moral», concluyen.