La familia de Caimari reclamará al patronato de la Fundació ACA una ayuda mensual para sus cuidados

| | Palma |

Valorar:
Antoni Caimari Caldés, hijo de Antoni Caimari, fundador y mecenas de la Fundació ACA.

Antoni Caimari Caldés, hijo de Antoni Caimari, fundador y mecenas de la Fundació ACA.

RODRIGO ROYO

La familia de Antoni Caimari, fundador y mecenas de la Fundació ACA (Àrea de Creació Acústica), con base en Búger, reclamará al patronato de la institución que dé luz verde a una partida económica «mensual» para «asegurar la manutención y los cuidados» que requiere Caimari, así como que se ratifique que éste «pueda seguir viviendo en su casa [que está en los terrenos de la fundación] y no sea trasladado a una residencia».

Esta petición fue remitida al secretario del citado Patronato, Miquel Àngel Tortell, este pasado sábado mediante un burofax con el objetivo de que este requerimiento se incluya en la orden del día, como punto extraordinario, de la próxima reunión de patronos de esta entidad, prevista para el martes 15 de diciembre.

«Consideramos que el Patronato tiene el deber de proporcionar al fundador y mecenas los recursos económicos necesarios para vivir dignamente, es su obligación», apuntó ayer a este diario su hijo, Antoni Caimari Caldés. En este sentido, y para «facilitar que esto se ponga en marcha», esa partida mensual respondería a un «alquiler por la utilización por parte de ACA de las dos marcas principales de la Fundació, el Encontre de Compositors y la discográfica Unió de Músics», ambas registradas a nombre de la familia. Esa «ayuda» a la que se refiere la familia tendría un montante de entre 1.500 y 2.000 euros.

Cuentas

Además de esta partida económica, los familiares de Caimari lanzarán otras dos peticiones: «Una auditoria de las cuentas de la fundación» y, al mismo tiempo, «que se aporten las cuentas anuales de 2017 y 2018, las actas del Patronato y una copia de las escrituras de la fundación».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Llinás
Hace un mes

Y dale con la matraca del cineasta! No quiere leer la ley y parece que tampoco quiere ocuparse de su padre pretendiendo que sean otros quienes lo hagan. UNA FUNDACIÓN SE DEBE A LOS FINES PARA LOS QUE FUE CREADA Y QUE ESTAN EN SUS ESTATUTOS. NO ES UNA ONG Y AUNQUE QUISIERA OTORGAR UNA MUY MERECIDA PENSIÓN VITALICIA AL FUNDADOR NO PODRIA HACERLO SIN VULNERAR LA LEY. PERO NO HAY OBLIGACIÖN NI DEBER PORQUE NO SE FUNDÓ PARA AYUDAR AL MANTENIMIENTO DEL FUNDADOR NI DE NINGUNO DE LOS MIEMBROS DEL PATRONATO. Todo Buger sabe que nadie pretende que no siga viviendo en su casa. Otra cosa es que pueda seguir haciéndolo de forma autónoma por su estado de salud. El combativo cineasta debe demostrar, de ser cierto como él dice, que las dos “marcas principales que usa la Fundación” están a nombre de la familia y que no se cedieron a la Fundación para uso de sus fines de difusion de la cultura musical

Valoración:7menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1