Pablo Mielgo, Carme Riera, Fanny Tur, Antoni Parera Fons y Pere Bonet. | M. À. Cañellas

0

El compositor Antoni Parera Fons (Manacor 1943) y la escritora y miembro de la Real Academia Española (RAE), Carme Riera (Palma, 1948) entregaron ayer en Ca n’Oleo, Palma, la partitura vocal de la ópera L’Arxiduc. Se trata del primer encargo, a través de la Conselleria de Cultua del Govern, de estas características en la historia de la Orquestra Simfònica de les Illes Balears (OSIB).

El contrato, tal como recordó Fanny Tur, consellera de Cultura, establecía que entre el 15 de febrero y el 15 de mayo de 2019 tenía que entregarse la partitura vocal completa, a partir de la cual se realizará un trabajo de instrumentación y que servirá de planteamiento para iniciar los trabajos de preproducción. De esta manera, con la donación de ayer se hace efectivo el segundo veinticinco por ciento del importe del encargo, dotado con 50.000 euros. El cincuenta por ciento restante se hará efectivo con la entrega por parte de los autores de la versión definitiva y completa de la ópera.

En este sentido, Tur reconoció que «la voluntad de los autores coincide con la institucional y, aunque no será en esta legislatura, seguiremos trabajando para materializar esta partitura». Ahora, el siguiente paso, admitió el compositor, es «trabajar en la instrumentación que podría estar lista a finales de 2019».

«La obra está estructurada en dos actos y, aproximadamente, tendrá una duración de dos horas y quince minutos. Se centra en la vida del Arxiduc a través de dieciséis escenas con momentos de mucha tensión, pero también de mucha alegría», avanzó Parera Fons. «Tiene arias, tríos, mucho coro y cuenta con escenas con orquesta sola como, por ejemplo, el interludio», detalló. Además, el compositor advirtió que «la palabra en esta pieza es fundamental y hay que tener un enorme respeto en la selección de cantantes, a quien se les tiene que entender». Aunque la lengua principal es el catalán, el músico anunció que también aparece el alemán, el italiano y el checo. Por su parte, Carme Riera agregó la «importancia del mar» en la pieza.

Reparto

Musicalmente la obra contará con gran orquesta y dispondrá de un grupo más reducido para diferenciar mejor los planos sonoros y los tiempos simultáneos. El libreto escrito por la académica presenta una acción marco que sucede la tarde del 30 de septiembre de 1915 en el castillo de Brandys.

El texto presenta a dos Arxiducs. Por un lado, el que, ya mayor, dicta las memorias a su secretario personal y que interpretará un barítono; y el joven, que está vivendo esas experiencias y que encarnará un tenor. Como tenores también habrá el secretario del Arxiduc, Erwin Huber y Francesc Ferran, heredero del imperio. La dirección de escena recaería en Paco Azorín, que ya se encargó de la ópera de Parera Fons María Moliner.