El sector escénico se alía frente a la «mala gestión» de los espacios

| | Palma |

Valorar:
preload
Pere Mas, Lluki Portas, Catalina Carrasco y Emilio Roig, en Palma.

Pere Mas, Lluki Portas, Catalina Carrasco y Emilio Roig, en Palma.

M. À. Cañellas

«Comando Ocupa el Espacio surge de la necesidad que tenemos los creadores, tanto ya consolidados como los que están al inicio de sus carreras, de espacios para la creación de las artes vivas en movimiento», señala Catalina Carrasco, de la compañía de danza Baal e impulsora de parte de este proyecto de denuncia de la mala gestión de los espacios de Palma.

«En mi barrio, El Amanecer, se construyó hace cerca de dos años un polideportivo, pero nunca ha llegado a usarse. Me puse en contacto con la Regidoria d’Esports para presentarle una propuesta porque los creadores necesitábamos un espacio donde crear e investigar. Lo que proponía era hacer uso del centro a cambio de impartir talleres o clases a la comunidad de forma gratuita; es decir, hacer un intercambio», detalla.

«Me respondieron que les parecía bien, pero que tenían problemas burocráticos para abrir el polideportivo y así sigue, cerrado y en desuso», denuncia la coreógrafa.

En opinión de Lluki Portas, actriz que forma parte de As Marías, «hay espacios, pero no gestión de ellos, para lo que hace falta gente, alguien que conozca el mundo de las artes escénicas». Por su parte, el intérprete Pere Mas señala que «hay teatros que solamente se usan cuando hay una función, por la tarde o por la noche, y que durante el día, permanecen cerrados». «Dicen que no pueden cederlos porque es mucho dinero y no hay presupuesto», añade.

En este sentido, Carrasco destaca la buena labor que está llevando a cabo el Teatre Principal de Palma en colaboración con el C.IN.E de Sineu y EiMa, de Mariantònia Oliver (Maria de la Salut) programando residencias.

Otro problema que señala Mas es que «año tras año surgen proyectos nuevos, pero no tienen continuidad porque no hay voluntad política por parte del Ajuntament ni del Govern». «Un ejemplo de ello es la ESADIB, un centro que ha costado mucho dinero para que nos formemos como actores, pero después no hay plataformas, cada uno se busca la vida como puede o muere en el intento. Por una parte, estamos despilfarrando el dinero y, por otra, dicen que no lo hay», insiste.

Sin embargo, Carrasco puntualiza que «este último gobierno de Cort ha tenido esa voluntad de cambiar el sistema de programación, como el Tot i molt, pero todavía necesitamos cosas básicas, como espacio de residencias, acompañamientos y ayudas para la creación».
«Lo importante es que esté todo claro desde el principio. Afuera hay dos tipos de residencias que podríamos aplicar aquí: las que cuentan con un acompañamiento y una serie de ayudas para la creación de tu proyecto y otras en las que, simplemente, te ceden un espacio», detalla la coreógrafa, que advierte que «me preocupa cuánto tendremos que esperar a una solución».
«Si tuviéramos la oportunidad de tener esos espacios, podríamos potenciar el trabajo de los creadores. Hay muchos jóvenes que salen de la ESADIB y que se dan cuenta de que no pueden estar pendientes de que una compañía les contrate y que tienen que hacer su trabajo. La cuestión es dónde», prosigue Carrasco. «¿Cuántos de nosotros esperamos que nuestro proyecto pueda llevarse a otras comunidades, como Madrid o Catalunya? Es una pena porque Mallorca es un escenario ideal donde crear», denuncia Mas.
Para intentar remediar esta situación, el próximo 2 de marzo, a las 12.00 horas, se ha convocado una performance en el entorno del polideportivo sin abrir de El Amanecer. «Invitamos a quien quiera participar a que se una a nosotros», clama Carrasco. De momento, hay más de una decena de artistas interesados.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.