El museo Can Prunera de Sóller acogerá a partir del 12 de mayo una exposición en la que se rememora la amistad entre Pablo Picasso y Joan Miró. | Can Prunera

0

El museo Can Prunera de Sóller acogerá a partir del 12 de mayo una exposición en la que se rememora la amistad entre Pablo Picasso y Joan Miró, dos de las mayores figuras del arte del siglo XX. Según ha informado el museo, el nieto de Miró Joan Punyet es el comisario de la muestra, que se exhibirá hasta el 26 de noviembre.

Pese a los doce años de edad que les separaban (Picasso era mayor) y sus diferencias de personalidad y artísticas, el malagueño y el catalán mantuvieron una larga relación de amistad que quedará reflejada en los objetos personales, obra gráfica, cartas y cerámicas que se reúnen en la exposición.

En el catálogo, el nieto de Miró destaca que su abuelo sentía por Picasso un «agradecimiento profundo por tanto como le había ayudado durante su vida».

«Los vínculos que los unían iban más allá de lo que podían simplemente aparentar. El aspecto humano era capital. Mantenían un compromiso político, social y cultural que los acompañó siempre», escribe Punyet Miró.