Fotograma del cortometraje ‘Ella’, de Juan Montes de Oca, ganador del Ciutat de Palma y candidato al Goya. | Redacción Cultura

El sector audiovisual de Balears se siente «molesto». El anuncio de Cort de la eliminación de las candidaturas de animación, documental y ficción en los premios Ciutat de Palma ha sido catalagado de «ofensivo» por cineastas de la talla de Toni Bestard, sobre todo, «por las formas en las que se ha dado la noticia, sin hablarlo con nadie». Cabe recordar que realizadores consolidados del panorama del cine español, como Gracia Querejeta o Fernando Franco, ganadores del Goya, se alzaron con el Ciutat de Palma.

El BOIB publicaba este martes la convocatoria de los Premis Ciutat de Palma 2016, donde ya aparecen incluidas las dos nuevas candidaturas que ha añadido Cultura del Ajuntament de Palma, teatro y música. «Creo que todos estamos contentos de que haya más candidaturas, pero ¿por qué hay que quitar, en vez de sumar?», añadía el cineasta. De la misma opinión es otra realizadora, Silvia Ventayol, quien valora esta decisión como otro «varapalo» a un sector históricamente «olvidado y maltratado».

La justificación de Cort de que en los últimos años ha habido baja participación de autores de las Islas no ha convencido a nadie en el sector. «Con la crisis no ha habido dinero para la producción y todavía se sigue luchando por salir de aquella situación», comentan. En este sentido, Ventayol apunta: «Que miren por qué no ha habido producción. No se ha invertido nada en cultura y no se ha conseguido afianzar unas ayudas dinámicas y efectivas».

Por su parte, al cineasta Luis Ortas, recientemente premiado en un festival de Shangai, le parece «mal» que se eliminen estas categorías. «Es normal que no se presenten más cortos de Balears, somos de las pocas comunidades que no tienen ayuda a la producción y es lógico que no se produzca más. Tenía muchas expectativas con el nuevo equipo de Gobierno de las tres instituciones, pero todo sigue igual o peor», añadió, «el cine no interesa a nadie».

«No me parece justo que para dar cabida a unas categorías que estaban olvidadas se eliminen otras, no tiene sentido», expresaba Juan Montes de Oca, responsable del laboratorio de animación LADAT de la Universitat de les Illes, al conocer la noticia. El productor y realizador, nominado a un premio Goya, considera que es una decisión «drástica» y espera que «se rectifique».

El Ajuntament de Palma estudiará ahora si los premios audiovisuales se convocarán finalmente con carácter bienal. Algunos lo consideran «un paso atrás» y otros lamentan que Cort no haya valorado otras opciones, como «unir las tres categorías –animación, documental y ficción– en una sola, antes de cargárselas, y así evitar que un sector salga perdiendo. Y no hablamos de dinero, sino del prestigio cultural que el cine se merece».