La Compañía de Ópera del Teatro Nacional de Varna, durante una actuación. | ARCHIVO

0

En el Auditòrium de Palma están de celebración. Tras cuatro años de impasse, la lírica regresa este viernes y este sábado, a las 21.00 horas, al espacio escénico del Passeig Marítim en la que es su XXIV Temporada de Ópera. Será con «dos de los títulos más aplaudidos por los amantes del género», La Traviata, de Verdi, y Tosca, de Puccini, según subrayó Rafael Ferragut. Las dos funciones, cuyas entradas oscilan entre los 35 y los 60 euros, correrán a cargo de la Compañía de Ópera del Gran Teatro Nacional de Varna, procedente de Bulgaria, un país «en el que la gente vive la lírica con pasión», un sentimiento que espera contagiar ahora en Ciutat.

El director de la compañía bulgara, Borislav Ivanov, es todo un veterano sobre las tablas. En el año 1977 visitó por primera vez el Auditòrium, una época «de la que guardo muy buenos recuerdos». El maestro valoró, sobre todo, la gran aceptación por parte de los mallorquines a la ópera: «El público la ama, es muy bueno». «En los últimos treinta y siete años he visitado otras ciudades, como Madrid, Bilbao o Zaragoza, pero mi primera vez en España fue aquí, en el Auditòrium».