Tomeu Gomila y Noemí Garcies, en Can Oms. | Guillermo Esteban

1

La actuación de Devon Sproule en el Waiting for Waits, en 2008, coincidió con el concierto del esquivo Tom Waits en Barcelona. Aquel festival, dedicado a la figura del cantante y compositor estadounidense, desapareció tras diez ediciones. «La cosa se quedó como Esperando a Godot, sabiendo que no vendría nunca», cuenta su impulsor, Tomeu Gomila. El promotor abrió un blog musical que tituló Orphans of Waits, creó un nuevo festival, Folk you!, y ahora reivindicará la figura de la mujer cantautora con Women don’t wait, ciclo que abrirá Sproule, el 7 de noviembre, en el Teatre Xesc Forteza (Palma), a las 20.00. La Zelisko Band ejercerá de telonera de la cantante canadiense, que estará acompañada por el contrabajista Joe Carvell.

La idea primigenia del ciclo es programar dos o tres actuaciones anuales y «repescar a las artistas que más gustaron del Waiting for Waits. Me vienen a la cabeza nombres como Lisa Germano o Dayna Kurtz», explica Gomila antes de reconocer que el Women don’t wait, de alguna manera, está esperando a alguien. «Perfectamente se podría haber llamado Waiting for Williams porque la gran referencia de la música que programaremos es Lucinda Williams».

Devon Sproule, cuenta Tomeu Gomila, es una cantante que posee un registro muy dulce y, a la vez, carismático. «Mezcla elementos de música tradicional americana e incluso puede llegar al público pop por ciertas composiciones». En España puede que sea todavía una desconocida, pero en el circuito del Reino Unido, prosigue el promotor, es ya una artista consolidada.