0

Kurdo Baksi, el amigo y compañero de Stieg Larsson, el fallecido autor de Millenium, cree que el elegido por la familia para continuar la saga, David Lagercrantz, ha hecho «bien» su cometido y Lo que no te mata te hace más fuerte, que se presentará este jueves mundialmente, sigue su línea y es «bueno».

Mañana se presentará en Estocolmo en rueda de prensa el que será el cuarto libro de Millennium, que se pondrá a la venta simultáneamente en 30 países del mundo, entre ellos España, a partir del jueves.

«El libro me gusta, aunque solo he podido leer algunos capítulos. Lagercrantz no conoció a Larsson ni ha trabajado con él. En esas circunstancias, se puede decir que David ha hecho un buen trabajo», explica Baksi a Efe.

El ritmo narrativo de Lagercrantz es «más lento» que el de Larsson -fallecido a los 50 años, en 2004, sin ver publicada ninguna de sus novelas-, y su prosa es «bonita» aunque «menos» que la de su amigo, que «trabajaba más el idioma».

«Lo que sí es una sorpresa es que Lisbeth Salander -la hacker que acompaña al periodista Mikael Blomkvist en sus aventuras- es débil. Ella es la muchacha más fuerte del mundo, la 'pipi calzaslargas' de la informática, y en este libro es floja. El que se hace fuerte es Blomkvist», subraya Baksi. En la cuarta entrega de Millenium, Blomkvist duda si seguir su relación sexual con su colega Erika Berger, una mujer casada.

«Stieg nunca describiría así eso, porque para él una relación abierta en una pareja era muy importante. ¡El vivía así!. La relación sexual de Erika con Mikael significa que ella decide sobre su cuerpo, lo mismo que hace Lisbeth respecto de su bisexualidad», apunta Baksi.

Echa de menos también, dice, el feminismo del que hacía gala su compañero y le llama la atención que un nuevo personaje, Hanna Balder, fume 60 cigarrillos al día, «como Stieg», y que la relación que tiene con la policía secreta Mikael sea como la que tenía el fallecido. Sin embargo, precisa, Larsson no habría dejado «jamás» que su héroe bebiera vino porque a él lo que le gustaba era el whisky.

«Está claro que Lagercrantz ha estudiado mucho el personaje de Blomkvist, pero mucho menos el de Lisbeth Salander y poco a Stieg Larsson», remacha. En Lo que no te mata, te hace más fuerte, aparecen nuevos personajes como Hanna Balder o la policía secreta Gabriella Grace y se mantienen otros como el del hacker Plague, el policía Jan Bublanski o el tutor de Salander, Holger Palmgren.

Según adelantaba este verano la editorial Destino, que ha editado en España las tres novelas de la saga, Lagercrantz ha decidido ubicar a los protagonistas de la cuarta novela en una trama tipo «wikileaks», es decir, de tráfico de información confidencial.

Lisbeth Salander «está inquieta», porque ha participado en un ataque «hacker» sin razón aparente y está asumiendo riesgos que normalmente evitaría. Mientras, la revista Millennium ha cambiado de propietarios, y los críticos de Blomkvist aseguran que esta es ya «historia».

El periodista recibe la llamada del profesor Frans Balder, un investigador especializado en inteligencia artificial, que afirma que dispone de «información vital» para el servicio de inteligencia norteamericano y que su «as en la manga» es una joven, «un bicho raro», que se parece mucho a alguien a quien Blomkvist conoce bien.

Blomkvist cree que esa puede ser la exclusiva que él y Millennium necesitan para remontar, pero Salander «tiene sus propios planes». Lagercrantz, periodista autor de obras como la biografía del futbolista Zlatan Ibrahimovic, ha debido hacer frente a numerosas críticas desde que se anunciara que el padre y hermano de Larsson, sus herederos, le habían encargado una cuarta entrega de la saga, que ha vendido 75 millones de ejemplares en el mundo.

Los herederos de Larsson han asegurado que donarán los «royalties» que genere el nuevo libro a la revista Expo, que creó Larsson.