Calum, con un ukelele, junto con el productor Daniel Ambrojo, en el estudio de este. | Guillermo Esteban

0

La primera semana que Calum lanzó su álbum Hey Babe! al mercado, el 17 de febrero, alcanzó el número uno en la lista de ventas, según Promusicae. «Fue emocionante», reconoce este joven, nacido en Granada y mallorquín de adopción, que cursa segundo de ESO en el IES Calvià.

Su padre le inculcó el interés por la música desde el pub irlandés que posee, The Auld Triangle, en Santa Ponça. «Empecé a tocar la guitarra con cinco años porque mi padre siempre cantaba en su bar», rememora. Calum participó en la primera edición de La Voz kids, militó en el equipo de Bisbal y termina de publicar su debut, un disco de «pop fresco», producido por Daniel Ambrojo. El 10 de mayo, a las 19.00, en Trui Teatre, descorchará las canciones de este LP.

En el programa coincidió con Jesús y Daniel Oviedo, el fenómeno adolescente Gemeliers, con quienes fraguó una amistad que aún perdura. Le invitan a su casa cada vez que pisa Madrid y en varias ocasiones han compartido escenario. «Estuve en Sevilla con ellos, fuimos a un centro comercial al lado del hotel y en veinte segundos había un círculo de gente. No nos dejaban salir y tuvimos que irnos por la puerta de emergencia», explica para dejar constancia del furor que causan los gemelos.