0

Si la noche del sábado se celebraba la gala de los Goya de la recuperación del cine español, después de que en 2014 uno de cada cuatro espectadores se decidiera por películas nacionales, también ha supuesto la edición que ha recuperado el favor del público de la televisión, con un 24,7 de cuota de pantalla.

El cambio del día de celebración de la gala del clásico domingo por la noche al sábado le ha sentado bien a la ceremonia de entrega de los XXIX premios Goya, emitida en directo por TVE y que congregó ante el televisor a 3.839.000 personas, liderando el horario de máxima audiencia y el día.

Son los datos facilitados por la cadena pública el día después de la gala, cuando en las redes sociales y medios de comunicación se recuerdan los mejores momentos de la gala, presentada por Dani Rovira, que también logró el Goya al actor revelación por su papel en 8 apellidos vascos.

Público

La afluencia a las salas de cine durante 2014 hizo que la recaudación rozara los 130 millones de euros, con cintas como 8 apellidos vascos, El Niño y La isla mínima, triunfadora de la noche con diez goyas.

Por eso, el productor de La isla mínima, José Antonio Félez, al recoger el Goya a la mejor película, que le entregó Penélope Cruz, dedicó unas palabras a uno de los grandes protagonistas de la noche: el espectador. «Vamos a seguir intentando hacerlo bien, haciendo películas que os hagan sentir orgullosos de vuestro cine», dijo Félez al público que llenó las salas de cine el año pasado.

Además de al público, el presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho, agradeció el apoyo que las televisiones hacen al cine español.