Imagen promocional de ‘Tú y yo’, el nuevo disco de David Bisbal.

0

El alumno más aventajado de la factoría Operación Triunfo ha volcado todo su potencial en la formación de un archivo de lo más variopinto. Su discoteca es un collage con retales de rock, pop, balada y medios tiempos aflamencados sin mayor pretensión que invitar a bailar, a tararear o a cualquier estado que conduzca al bienestar. El ‘chico maravilla’ de cabello ensortijado ha regresado este año con nuevo material grabado en Los Ángeles, Tú y yo, un nuevo capítulo en la relación entre comercialidad y creatividad que tan buenos resultados le ha dado. Mañana, a las 22.00, el Parc Sa Torre de Felanitx acogerá su directo.

—Da la sensación que en su último álbum ha querido marcar distancias con respecto al pasado...
—Sí, en cada disco trato de evolucionar y adaptarme a la actualidad musical. Tú y yo supone un gran cambio, es un disco actual, con un sonido cuidado y moderno pero respetando mi esencia.

—¿Qué pesa más en las canciones del disco, su felicidad personal o el contexto social deprimido que padecemos?
—Esta vez son temas más personales dedicados al amor, por lo tanto están más ligadas a mi estado personal que es el de la felicidad.

—¿Cree que su filosofía de vida encuentra respuesta en sus canciones?
—Me gusta cantarle al amor principalmente; pero también he reflejado en mis canciones temas actuales o problemas sociales como Torre de Babel o Soldados de Papel, y algunas más como Qué tendrás, dedicada al dinero.
—Decía Frank Sinatra que la inseguridad es la segunda piel del artista, en tal caso, ¿cree que puede ser también un motor para seguir aprendiendo?
—Totalmente, ese nervio debe estar presente en cada concierto o de lo contrario significaría que le has perdido el respeto a la profesión. Aún me pongo nervioso cuando subo al escenario, como el primer día.

—En una trayectoria como la suya, ¿se aprende a sobrevivir o se agudiza el ingenio para reinventarse?
—Ambas cosas, se aprende a sobrevivir, pero a costa de evolucionar, hay que buscar nuevos sonidos que gusten a la gente que te sigue, no es una reinvención cien por cien, pero es lo que hago.

—¿Cuál cree que ha sido su mayor talento?
—Creo que mi mayor talento han sido las ganas de crecer, de emocionarme con la música y perseguir mis sueños, además de intentar ser perfeccionista y comedido y rodearme de un gran equipo de trabajo, esto es fundamental.