El Conservatori Professional, hacia una gestión mediante las nuevas tecnologías

| | Palma |

Valorar:
preload
Josep Romero, Josep Cabrera, Raquel Gómez, Pep Alarcón y Armando Abraham posaron ayer en la sede del Conservatori.

Josep Romero, Josep Cabrera, Raquel Gómez, Pep Alarcón y Armando Abraham posaron ayer en la sede del Conservatori.

09-07-2014

Desde hace una semana, el nuevo equipo directivo del Conservatori Professional de Música i Dansa, liderado por Josep Romero, trabaja en la puesta en marcha del próximo curso académico. Romero, después de seis años como jefe de estudios, confía en el desarrollo y en la puesta en marcha de un nuevo modelo de gestión para el centro, más adaptado «a las nuevas tecnologías» y abierto a la sociedad.

Con Josep Cabrera, Raquel Gómez, Pep Alarcón y Armando Abraham, el nuevo director plantea retos que van desde «conseguir que un centro que dispone ya de pizarras electrónicas tenga conexión wi-fi» a acabar con los problemas estructurales que generan las filtraciones de agua o un mal funcionamiento del sistema de climatización».

Más de seiscientos alumnos estudiarán música en el Conservatori Profesional el próximo curso; 211, danza. «El número de alumnos que abandona en algún momento su formación es mayor si hablamos de la especialidad de danza. Sigue siendo muy complicado, sobre todo desde la LOGSE, la compatibilización de los estudios en un conservatorio con los estudios obligatorios. El nivel de exigencia es alto, requiere una carga lectiva importante y es una problemática que sólo tiene potestad para solucionar el Ministerio de Cultura», sentencia Romero.

Desde la experiencia en el centro, el nuevo director cree en la filosofía de un proyecto que «irá sumando medidas» y que contribuirán al correcto funcionamiento del Profesional. «Son pequeños cambios que facilitarán las cosas a los alumnos y a sus padres, como poder ver los resultados de los exámenes en la web y no obligarles a estar horas y horas aquí esperando las notas».

El proyecto de dirección que diseñó Romero advierte de diversos problemas, entre otros, «la necesidad de renovar ciertos instrumentos, como los pianos» o «la falta de difusión de las actividades que se hacen» para el público general.

«El pasado curso se hicieron casi 170 actividades, algunas abiertas al público, y creo que todo eso debe pontenciarse». El Professional mantendrá su presupuesto para el próximo curso y continuará su convivencia «sin grandes conflictos» con el Conservatori Superior. Hace unos años, por ello y para descongestionar el centro, se habilitaron unas aulas prefabricadas que ahora deberán arreglarse porque «algunos barracones se han movido un poco».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

bah!
Hace más de 5 años

A mi la verdad, es que este conservatorio no vale mucho la pena, pero encuentro inaudito que una persona válida para la música pero no tiene estudios superiores no pueda acceder a el, así nos luce el pelo, esto es arte señores, se lleva dentro, se nace con ello, y si empiezan poniendo trabas estúpidas la gente tiene que gastarse un pastón para poder aprender. Y ahora que imparten clases de jazz, por el amor de de una madre, jazz, estamos hablando de algo que se lleva dentro, que eso no se aprende, se mejora, pero tiene que estar el duende dentro de uno, pero.... tampoco. Pues que con su pan se lo coman.

Valoración:0menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1