CineCiutat se constituyó como cine asociativo hace ya dos años, tras el cierre de Renoir. | Pere Bota

0

Dos años después de aquella acción ciudadana, los rescatados Renoir de Palma, hoy CineCiutat, lideran el modelo de cine autogestionado y asociativo en España. Este proyecto cultural, sustentado por las cuotas de sus socios, no ha pasado desapercibido en los circuitos cinematográficos, incluso en los festivales de referencia europeos, como Cannes o Berlín. Ahora el Festival de Venecia es quien llama a la puerta del cine palmesano, interesada en conocer el motor de su gestión.

La experiencia, que ha marcado el presente y el futuro de otras salas en España, será objeto de un seminario profesional, Art Cinema = Action + Management , que organizan la Confederación Internacional de Cines de Arte y Ensayo (CICAE) y Cinema Europa del 26 de agosto al 1 de septiembre. Una representación del cine de s'Escorxador viajará a finales de agosto a Venecia para contar el día 28 cómo nació este proyecto, quiénes le impulsaron, cuál es su modelo de trabajo, ya consolidado, y sus aspiraciones futuras. Fue en el Festival de Berlín donde el CICAE tuvo conocimiento de CineCiutat y en Cannes, donde ha llegado ahora la propuesta a los representantes del cine que han viajado a la ciudad francesa gracias a una ayuda del IEB. Pedro Barbadillo, presidente de XarxaCinema, explicó: «Iremos a Venecia a presentar nuestro caso, un caso que han valorado como de éxito en cuanto a recuperación del cine de arte y ensayo», y también «a dar dimensión europea» a CineCiutat como «ejemplo para que nazcan proyectos parecido» o «conectar con los que ya puedan existir para crear una red europea». Este proyecto, en opinión de Barbadillo, traería mejoras, como «poder acceder a determinadas películas, al circuito de promoción de actores y directores, llegar a más distribuidores, ayudas...». Al final, «ofrecer mejor servicio y calidad a los usuarios».

Ayuda

Pedro Barbadillo confirmó ayer que Europa Cinema ha concedido a CineCiutat una subvención de 20.000 euros, que, fundamentalmente, irá destinada a sufragar parte de «la adquisición de un segundo DCP [en septiembre se dejará de proyectar en 35mm], e introducir mejoras técnicas y también salariales».