Previous Next
7

El Consell de Mallorca canceló ayer la presencia de representantes de la institución en una exposición enmarcada en la celebración del 8 de marzo (Día de la Mujer) y en la que sus creadoras habían trabajado casi un año. Representantes del Institut Mallorquí d’Afers Social (IMAS, organismo del Consell que patrocinaba el evento) comunicaron hace dos días a personas que iban a intervenir en la inauguración que el acto «debía ser desactivado» y luego que la misma quedaba aplazada «por causas ajenas a la voluntad» de la institución.

La explicación de Cirer

Catalina Cirer, consejera ejecutiva del Departamento de Bienestar Social, dijo a raíz de una pregunta en el pleno que no podía asistir por «falta de disponibilidad por una razón personal» y que también estaba fuera la coordinadora del IMAS y responsable directa. La razón, explicada a este diario a lo largo de la jornada y que circuló por las redes sociales, fueron algunas referencias apenas perceptibles al aborto en la exposición (titulada ‘Virulencias’ y presentada como «exposición de arte contra las violencias de (y) género») y una escenificación previa en la que se iban a leer poemas de mujeres, entre ellos uno que podía interpretarse como una defensa directa del derecho a aborto.

La periodista, activista y excandidata de IU Marisol Ramírez iba a leer poemas y se incluía música y un vídeo. A lo largo del día se informó de ello en las redes y se convocó, a la hora prevista para su apertura, un acto «contra la censura». Una de las comisarias de la exposición explicó que la suspensión era «una falta de consideración a las artistas». Un abultado grupo, formado en su mayoría por mujeres, subieron a la sala de la exposición y leyeron poemas sin tener permiso. «Qué bien, qué que bien que no han venido», dijo una asistente aludiendo a la ausencia de autoridades.