Previous Next
0

La sinergia entre Ara Malikian y Fernando Egozcue sobrevino hace ya quince años (casi) de casualidad. Malikian ni siquiera vivía en España. Les presentaron unos amigos en común y desde entonces han trabajado juntos en formato de quinteto. La actuación de ayer, dentro del ciclo Serenates de l'Auba de Manacor, organizado por la Associació Cultural Riera Ferrari, sirvió para ofrecer su primer concierto a dúo. El violinista libanés afincado en Madrid reconoció que el estilo musical que interpretan «es difícil de definir.

Recuerda a Piazzolla, pero Fernando fusiona el tango con el jazz, el rock y la clásica». Ese compendio tiene su raíz en el tango, que fue la primera disciplina que los músicos palparon. «Me siento identificado con su música», admite Malikian. Durante la velada de ayer, cuyos beneficios irán destinados a la Asociación de Ayuda para los Enfermos con Cáncer y sus Familias de la Coma (APROP), y Can Gazà, Malikian y Egozcue, violín y guitarra en ristre respectivamente, tocaron temas compuestos por el propio Egozcue. «Uno se sa da cuenta desde la primera nota de que la composición pertenece a Fernando, es muy interesante, muy suyo. Cuando compone siempre tiene en cuenta mi violín», zanja Malikian.