Previous Next
1

Alrededor de 2.000 personas respondieron a la llamada de Melendi y sus nuevas canciones en el concierto que tuvo lugar ayer en Son Fusteret de Palma, que comenzó con el cuatro de hora de retraso de rigor, y donde fans de una franja de edad variadísima, desde veinteañeros hasta los que ya habían entrado en la cuarentena, principalmente mujeres, se dispusieron disfrutar con uno de los ídolos de La Voz.

Vestido con camiseta naranja y pantalón blanco, Melendí abrió el concierto con Tu lista de enemigos , un corte de su último disco, Lágrimas desordenadas . El set que se montó en Son Fusteret estaba presidido por un escenario muy rockero, con pantalla circular en medio que, a aveces, emulaba a la luna y, en ocasiones, proyectaba imágenes del cantante y compositor.

La segunda canción de la noche fue Aprendiz de caballero y la tercera el éxito Piratas del bar caribe .

En la primera media hora de música también hubo momentos para las baladas, como Para amarte tanto , que Melendi cantó con una voz que sigue siendo limitada, como de costumbre, pero que palía rodeándose de un excelente grupo de acompañamiento que tapa sus carencias.

Con Lágrimas desordenadas , la nueva entrega discográfica, el asturiano da un paso al frente en su madurez interpretativa, evidenciando que el paso de los años ha alimentado su pluma sin restar un ápice a ese nervio, en ocasiones controvertido, que le ha llevado a convertirse en uno de los autores más prometedores de la rumba pop.

Así, a la hora de cerrar esta crónica seguía el concierto y la rumba pop de Melendi refrescaba con sus notas la que, según los datos, era la noche más calurosa del verano.