La distribuidora Alta Films cesará su actividad en menos de dos meses

|

Valorar:

La distribuidora Alta Films desaparecerá en menos de dos meses. El aumento del IVA y el «nulo apoyo» de las televisiones y el Gobierno al cine de autor son algunos de los motivos que provocarán este cierre. Algunos exhibidores locales como Juan Salas lamentan la posible desaparición de Alta Films. «Nos afectará porque es una de las distribuidoras que más género trae a la Sala Augusta, ya que proyectamos un 5 o 10 por ciento de sus películas. Pero otras distribuidoras cogerán su material, no habrá escasez de títulos». Su propietario, Enrique González Macho, es el dueño de la cadena de cines Renoir. Los de Palma, que cerraron el año pasado, se han reconvertido en CineCiutat.

Fuentes de la empresa explicaron ayer que hay un «porcentaje altísimo» de que la empresa desaparezca y su cierra es «inminente». Sólo «un inversor caído del cielo o la modificación de la ley» podrían evitar el final de una compañía que lleva desde 1969 apostando por la calidad del cine.

Enrique González Macho (Santander, 1948), que también es presidente de la Academia de Cine Español, reiteró que no se dedicará más a la distribución, exhibición y producción. «No veo salidas», dijo. «No se puede concebir el cine si no hay televisiones detrás, ni aquí ni en ninguna parte del mundo, porque el vídeo está muerto y las nuevas tecnologías no funcionan, y no hay más, si se cierra esa puerta, que es esencial, pues apaga y vámonos», añadió el productor y exhibidor.

Pedro Barbadillo, fundador de CineCiutat, señaló que «en principio no nos afectará el cierre porque hemos distribuido pocas películas suyas». No obstante, el cineasta y documentalista apuntó que «hemos hecho una propuesta a Enrique González Macho sobre la posibilidad de que su empresa se asocie con una red de salas gestionadas por espectadores y así hacer que su proyecto sea viable y no desaparezca».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.