LIBRO

El erotismo de la trilogía 'Cincuenta sombras' también seduce en Mallorca

| Palma |

Valorar:
preload
Una joven leyendo 'Cincuenta sombras de Grey' en Palma. Fotos: M.A. ANTICH

Una joven leyendo 'Cincuenta sombras de Grey' en Palma. Fotos: M.A. ANTICH

22-08-2012

Desde que hace unos meses irrumpiera en las librerías, Cincuenta sombras - de Grey; más oscuras y liberadas -, una trilogía romántica salpicada de erotismo y sadomasoquismo editada por Grijalbo, se ha convertido en un éxito de ventas que arrasa en las librerías de toda España, y Mallorca no es una excepción. En playas y terrazas de Ciutat se pueden encontrar personas leyendo el libro o comentándolo. Entre las lectoras, hay quien «esperaba algo más salvaje» y quien cree que «tiene una sensualidad muy femenina que me llamó la atención».

Hace unas semanas, el escritor catalán Eduardo Mendoza reconoció en Pollença que no entendía cómo la británica Erika Leonard, bajo el seudónimo E.L. James, una autora novel desconocida en España, había conseguido situar ésta trilogía entre los libros más vendidos del país. El éxito cosechado en Europa y Estados Unidos, sumado a una gran campaña de marketing y, sobre todo, un movimiento social muy activo, pueden haber conseguido este efecto.

La mayoría de las lectoras consultadas por este rotativo, ya que son pocos los hombres que han reconocido leer alguno de los volúmenes, se hicieron con un ejemplar gracias a la recomendación de una amiga o conocida. Un boca a boca que se extiende por lugares de trabajo, como el de Montse, propietaria de una peluquería de Palma, quien opina que «es un libro divertido que comento con amigas y clientes, de hecho, tenemos un grupo de Whatsapp en el que no paramos de hablar de la saga».

A Esther Jiménez, quien «ya había leído novelas eróticas», lo que más le gusta es «su estilo directo, muy similar al que se desarrolla en una pareja». Además, considera que tiene una «sensualidad muy femenina, dirigida principalmente a mujeres, que me llamó la atención». Jiménez asegura que «cotilleamos el libro con amigas o en el trabajo casi todos los días». Una de esas compañeras con la que habla de Cincuenta Sombras es Juana María Seguí, quien recibió la recomendación de una amiga para leerlo «y yo no soy lectora asidua, pero llevo unas semanas en las que no paro y, de tanto hablar de él, Christian Grey [el protagonista masculino] ya forma parte de mi vida».

Pero no sólo buenas opiniones generan los libros de James, ya que hay quien, como la estudiante Antònia García, cree que son «unos libros bastante machistas para haberlos escrito una mujer». La lectora reconoce que «me esperaba algo más salvaje y no tan cursi». Uno de los pocos hombres consultado que ha leído el primer libro, Pedro Prieto, tampoco es afín a la saga, ya que «no me leeré los otros dos porque me parece una lectura muy simple y vacía».

Libreros

En las librerías, las opiniones que genera E. L. James son diversas. Desde la librería Born/Embat, Àngels Cano asegura que entre sus lectoras hay quien dice que le «ha ayudado a reactivar la vida sexual de su matrimonio», pero Francisca Iglesias, de la librería Jaume de Montsó, revela que «tenemos clientes que nos quisieron devolver el primer libro porque lo encontraron vacío de contenido». En El Corte Inglés de Jaume III, su encargado, Santiago Jiménez, reconoce que «no es mi tipo de lectura, pero desde hace unos meses es el más vendido. Ahora veremos si, cuando lleguen las novedades, se mantiene».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.