El concejal Antoni Noguera, en el centro, junto a músicos y miembros de juventudes del PSM y EU.

6

«Dejamos el proyecto definido, el convenio firmado y las partidas económicas para financiarlo». Así explicó ayer Antoni Noguera, regidor del PSM-IV-ExM en el Ajuntament de Palma, en qué punto se encuentra el proyecto de locales de ensayo para músicos en la UIB, y que, de momento, el PP ha descartado por falta de recursos económicos.

El grupo econacionalista presentará hoy una moción en Cort sobre este asunto, que cuenta con el apoyo de los músicos, quienes han organizado para hoy una marcha reivindicativa. El recorrido arrancará en la Plaça Major, a las 17.00, y finalizará en Cort.

Noguera recordó que se trata de una problemática «histórica» y que «Palma tiene una deuda con los músicos, que tanto han aportado a Ciutat». Además, el regidor del PSM-IV-ExM matizó que la cifra total de las partidas es de 865.000 euros, correspondientes a los presupuestos de 2010, 2011 y la plurianual de 2012. «El problema es que el convenio caduca a los 18 meses, por lo que el plan de Esperanza Crespí [regidora de Joventut de Cort] de retomarlo en 2013 no es viable», añadió.

Los auténticos protagonistas, los músicos, también dejaron claro su punto de vista. «Ahora ensayamos en salas que carecen de calidad y seguridad, y a precio elevado», aseguró Jordi Martínez, de Neotokyo, quien añadió que «empezar de cero sería ridículo». «Teníamos mucha ilusión con este proyecto. Con estas decisiones, el Partido Popular está demostrando que no le interesa la cultura», apuntó Pau Rodríguez, de la banda Si tot va be.