0

Circ Bover trasladará a las ciudades de Nablús, Jerusalén y Ramallah su espectáculo Mala-Bar, que este año ha sido incluido dentro de la programación del Festiclown Palestina, un acontecimiento cultural y humorístico organizado por el espacio teatral gallego Payasos en Rebeldía.
Un equipo formado por cinco personas (dos malabaristas, un contorsionista, un payaso y un músico) asistirán, de manera solidaria, en representación de Mallorca. Marc Florencio, Antonio Rosselló, Carlos Espósito, Eva María Expósito y Emiliano 'El Botija' representarán un show de malabares, contorsionismo y acrobacia.
La obra se sitúa en un bar, un espacio donde el camarero es el hilo conductor para tratar las estrambóticas personalidades de sus clientes habituales.
Los miembros de la comitiva que partirá hacia Palestina explicaron ayer que se trata de un espectáculo «cómico y sin connotaciones políticas, sociales o religiosas», ya que apuesta por un ambiente «cotidiano y respetuoso con la cultura musulmana». Por eso, «no aparecerán referencias al erotismo o la sexualidad», añaden. Su intención es «que el público esté en constante actividad y que se lo pase muy bien», concluyen. Aterrizarán en Tel Aviv mañana y se quedarán dos semanas, tiempo suficiente para representar un total de ocho funciones. El equipo, además, participará en diferentes talleres organizados por el mismo festival en escuelas y campos de refugiados de la ciudad de Nablús.
Hace cuatro años que Circ Bover colabora con la asociación gallega y ya ha participado en otros festivales, como el Magicclown de Eivissa o el Festiclown de Vigo.