Los editores disminuirán su producción si se retrasa el 'suport genèric' de 2011

| Palma |

Valorar:
El Gremi d'Editors prevé un descenso en su producción editorial si se retrasa la convocatoria del 'suport genèric' de 2011.

El Gremi d'Editors prevé un descenso en su producción editorial si se retrasa la convocatoria del 'suport genèric' de 2011.

Carles Domènec

El número de lanzamientos de las editoriales de la Isla «podría sufrir un descenso si se sigue retrasando la convocatoria para la subvención del suport gèneric de 2011». Así lo afirma Miquel Ferrer, president del Gremi d'Editors, tras la reunión que mantuvo, la semana pasada, con Gari Durán, directora insultar de Cultura i Patrimoni, quien sostiene, según Ferrer, que «primero se deben liquidar todos los gastos de 2010 antes de convocar las partidas de 2011».

El suport genèric son las ayudas que, desde el año 1984, primero del Govern y después del Consell, se otorgan al sector editorial y fonográfico para producir en lengua catalana. Por tanto, la institución asume la compra de una parte de la edición de un disco o un libro.

El retraso de la convocatoria de 2011 -normalmente suele salir a mediados de año-, «nos afecta», subraya Ferrer. «El problema es que si publicamos un libro y el cobro de la subvención llega muy tarde, no podemos seguir invirtiendo. Hacemos la inversión porque contamos con esa ayuda, y si ésta tarda más de un año en cobrarse a nosotros nos supone un freno. Si se tienen dudas sobre la respuesta a un determinado libro, sin esta ayuda quizás se retrase su edición en uno o dos años», asegura.

Plazos

La subvención del suport genèric «se cobra en dos plazos y algunas editoriales ya han recibido el primer pago». «Desde el Consell nos dicen que hasta que no se haya pagado todo lo de 2010, las dos fases, no se abrirá una nueva convocatoria», insiste Ferrer, una decisión que «pensando en términos económicos, comparto, ya que se podría formar una bola de la que nunca saldríamos».

Esta subvención no es el único asunto pendiente en las cuentas de los editores. «Todavía falta que se pague el 50 por ciento de los gastos del Espai Mallorca, y el cien por cien de los libros de interés especial en materia de cultura», tales como volúmenes de «cultura popular, música, etc,...».