Los editores Diego Moreno, Enrique Redel, Daniel Moreno y Julián Rodríguez, ayer en Palma.

0

Algunas librerías de Palma y de Manacor han recibido a lo largo de esta semana la visita «cultural y comercial» de un grupo de editores de los sellos Impedimenta, Periférica, Nórdica y Capitán Swing. Las tres primeras pertenecen al grupo Contexto, una asociación de pequeñas editoriales cuya línea de actuación consiste en «la recuperación y traducción de clásicos», así como la edición de títulos «de un segmento de la literatura que no cubren las grandes marcas editoriales».

«Queremos conocer de primera mano las librerías, la recepción de nuestros títulos y, lo más importante, conocer las necesidades del librero, además de interactuar con el gremio cultural e intelectual del territorio», explica Julián Rodríguez, de Periférica, editorial que apuesta por «las últimas tendencias literarias» con una «atención especial en la literatura latinoamericana». «Somos editores viajeros, no sólo queremos contactar con la prensa, sino tener un trato de tú a tú con el librero», añade Diego Moreno, de Nórdica, cuyo catálogo incluye «libros ilustrados para adultos y literatura nórdica no policíaca».

«Las librerías se están convirtiendo en un punto de encuentro. El ideal sería crear un complicidad entre el librero y el lector», apunta Enrique Redel, de la editorial Impedimenta, sello especializado en la «recuperación de obras de narrativa occidental», así como en «colecciones de clásicos modernos», sobre todo de literatura anglosajona, y también publica títulos de «plumas femeninas de principios del siglo XX».

El «ensayo político y la narrativa social y política» son la marca de Capitán Swing. Su editor, Daniel Moreno, explica que «al año lanzamos hasta 16 títulos». Lo mismo ocurre con el resto de editoriales, que publican entre 12 y 30.

Los editores apuestan por «una sana convivencia entre el libro y el E-book», por una «tipografía de calidad de los lanzamientos», así como por un «abaratamiento de los costes» encargándose «del diseño, la corrección o la labor comercial», detalla Redel. Otro de los puntos fuertes de estas editoriales es la «venta de derechos de autor de escritores latinoamericanos en Europa».