La actriz pucelana Juncal Rivero.

1

Juncal Rivero se hizo un hueco en la alta costura tras coronarse Miss España en 1984, se estableció en Nueva York e inició una fulgurante trayectoria desfilando para diseñadores como Óscar de la Renta o Carolina Herrera y, a su regreso a España, cambió la moda por el escenario. Ahora aterriza en Palma enrolada en la obra Brujas , una tragicomedia con una ágil estructura de diálogos entrelazados, instalada en el Trui Teatre este fin de semana. Sobre el escenario le acompañarán Lara Dibildos, Arantxa del Sol, Marina Lozano y Cristina Goyanes.

- Brujas supone su regreso al escenario tras una prolongada ausencia, ¿lo echaba de menos?

-Mucho, porque el teatro tiene algo especial, todo el mundo lo dice, pero es cierto. Además, estaba cansada de interpretar a mujeres serias y mi papel en Brujas es muy divertido y gratificante.

-¿El trasfondo dramático de Brujas maneja algún tipo de moraleja?

-No sabría qué decirle, independientemente de nuestra clase social, creo que todos sacamos a flote nuestras miserias en el día a día. Brujas es una historia muy común en la que muchos se sentirán retratados.

-¿El hecho de que el director, Manuel Galiana, sea actor le concede un modo diferente de manejar la batuta entre bastidores?

-Si, desde luego, sabe perfectamente lo que nos pasa por la cabeza en cada momento y es mucho más compresivo con los actores que el resto de directores.

-¿Qué tal se lleva con sus compañeras de reparto?

-Sería mucho más interesante decir que no hay buen rollo, pero la verdad es que nos llevamos genial, en los viajes no paramos de hablar y la risa es una constante.

-¿La obra es como la vida misma, en ella afloran vivencias y esperanzas que devienen en frustraciones, unas sensaciones que sintonizarán con el palco...

-Sí, como en la vida todo empieza color de rosa pero existe un punto de inflexión donde afloran temas escabrosos, ocurre mientras tomamos champagne, y es ahí donde el público se dará cuenta de que no está ante una comedia al uso, sino más bien una tragicomedia en la que muchos se verán reflejados.

Brujas. Del 11 al 13 de marzo, Trui Teatre. Tickets 22 euros.