Un momento de la actuación de Diego 'El Cigala', a la que también fueron invitadas las autoridades. | Jaume Morey

1

«Cuando te subes a un escenario, aunque sea con tan sólo tu voz y el sonido de una guitarra, tienes que conquistar y conmover al público». De esta forma se presentó ayer el cantaor Diego Ramón Jiménez Salazar, conocido popularmente como Diego 'El Cigala', en la cárcel de Palma, donde ofreció un recital flamenco «para, de alguna forma, apoyarles y darles esperanza». Hoy presentará su nuevo disco, Cigala&Tango, a las 21.00 horas, en el Teatre Principal de Palma.


Alrededor de 300 presos e invitados fueron testigos de la cita de 'El Cigala' en la cárcel, evento organizado por la propia prisión. El resto de internos lo pudieron disfrutar desde sus respectivos módulos. «Es la primera vez que actúo en una cárcel y seguro que ocurrirán cosas que no pasan en un Liceo o en un Palau», apuntó. Acompañado de Diego Morao a la guitarra, «espero que con este recital flamenco transmitamos felicidad a los presos».

Sobre su nuevo disco, Cigala&Tango, que presentará hoy en el Principal, el cantaor aseguró: «Soy un apasionado de la fusión y el mestizaje gracias, quizás, a la herencia de mi tío Juan Farina». El tango y el flamenco se dan la mano en unas canciones «muy complicadas, marcadas por la pauta y las pausas del tango, en las que se pueden enchufar el flamenco, aunque el flamenco ortodoxo no encajaría con la melodía del tango».


'El Cigala' aseguró que «el flamenco ya era universal antes del reconocimiento de la Unesco, ya está a la altura de otros géneros como el pop o el rock». «Aunque, con este título, espero que surjan nuevos escenarios donde tocar este estilo», apuntó.


Por otra parte, el cantaor es propietario de su propio sello discográfico, Cigala Music, con el que pretende «lanzar artistas del género que necesitan una oportunidad».