18

El lanzamiento de su primera maqueta en 2009 propició más de 8.000 visitas a su espacio en la red. Ahora, José Manuel Arenas, alias Valtonyc, confiesa estar preparando nuevo material, «se podrá descargar de forma gratuita en www.myspace.com/valtonyc, la fecha de salida se sitúa por encima de 2011». La autobiografía y el retrato social son los motores que avivan su rap, a través de composiciones que hacen recuento de errores y buscan ventanas por donde dejar entrar el oxígeno revulsivo que mitigue sus dolencias.

Una infancia tocada por la desgracia le sirvió como banco de pruebas para desarrollar un carácter inquebrantable, «mi vida no ha sido fácil, tras el fallecimiento de mi hermano mayor la familia se descompuso y me enviaron a vivir con mi hermana» confiesa. Fue un camino alicatado de fatalidad el que le impulsó a coger un micrófono para vaciar toda la mugre alojada en su interior, «decidí crear mi propia historia para desahogarme». Una fórmula que aprendió de la banda mallorquina 2litros, «ellos hablaban de conseguir algo en la vida, de que no todo es como lo pintan en la televisión ni en las películas, de alguna forma sus canciones me representaban».

Definitivamente, la última revolución de la música rap sirvió para mucho más que para vender zapatillas deportivas y lucir palmito en spots publicitarios. Basta con repasar la estética callejera del Harlem neoyorkino de los noventa para revivir de golpe un look que aún respiraba credibilidad antes de ser engullido por una espiral de consumismo infecto. Desde Sineu, Valtonyc quiere volver a los orígenes, al genuino estilo MC que le hace pelar de nuevo la cebolla para quitarle las capas de mugre que han ensuciado el nombre de un estilo que nació para denunciar y, en muchos casos, ha terminado por anunciar perfumes y líneas de ropa. ¿Corrosivo?, puede. Pero tan sólo desde la autenticidad más alejada de los falsos mitos se puede concebir una obra íntegra, él lo sabe.