El fotógrafo capta los efectos y consecuencias del sida en cada punto del mundo.

Las causas del contagio de sida son diferentes según en qué punto del Globo nos encontremos. También los tratamientos. América, Àfrica y Asia han permitido al fotógrafo Pep Bonet constatar gráficamente que esto es así, independientemente de que detrás de los millones de casos en todo el mundo la enfermedad sea la misma.

Medio centenar de fotografías tomadas por Bonet en los últimos tres años conforman la exposición Generació Perduda , que se inagurará en la Capella de La Misericòrdia el 1 de diciembre con motivo del Día Mundial de la Lucha contra el Sida. «Gran parte de los jóvenes que aparecen en las imágenes, tengan o no el virus, se han quedado huérfanos» por esta causa, explicó el fotógrafo. Los transexuales en Honduras, los habitantes de los suburbios de las grandes ciudades sudafricanas o son algunos de los casos. Entre los más duros, «los homosexuales o transexuales de Honduras que, pese a que tienen información, saben que terminarán infectándose». La exposición, que se acompaña de un audiovisual de Rafael Creus, pretende concienciar a los jóvenes. Por ello, también se programarán, hasta el 23 de diciembre, visitas escolares.