1

Los médicos que atienden a José Tomás están sorprendidos por la evolución del torero, que sigue en la UVI en estado delicado, pero ya habla con sus allegados, bromea, recuerda vagamente la cogida y mantiene «muy buen estado de ánimo», según destacaron hoy en una rueda de prensa.

«Su evolución es muy satisfactoria, mucho mejor de lo que habríamos esperado, aunque sigue delicado y hoy seguirá en la UVI», dijo el doctor Juan Carlos Ramírez, quien explicó que desde la pasada medianoche el diestro está sin ventilación «completamente íntegro y respirando por sí mismo».

Por su parte, el médico personal del matador madrileño, Rogelio Pérez Cano, que ha podido hablar con él, al igual que el padre de José Tomás, destacó que no haya habido complicaciones y dijo que el torero empieza a recordar lo sucedido el pasado sábado en la Plaza de Toros de Aguascalientes.

El apoderado de José Tomás, Salvador Boix, aseguró por su parte que el torero se encuentra en estado «muy estable» y que los doctores le han confirmado que está «totalmente fuera de peligro» tras sufrir una severa cornada en su ingle izquierda en la madrugada del domingo (hora peninsular española) en la tradicional feria de San Marcos de Aguascalientes, en el centro de México.

En declaraciones a RNE, el apoderado aseveró que el subalterno de José Tomás, Diego Martínez «fue clave» a la hora de salvar la vida del torero, ya que taponó su herida en el momento de la cogida. Boix afirmó que «se vivieron momentos muy críticos, de estar al borde del abismo» y que los doctores actuaron «con mucha valentía» pese a disponer de «medios y materiales escasos». «Actuaron realmente bien», agregó.

Asímismo, se mostró «muy agradecido» por el apoyo recibido por parte de «tanta, tantísima gente que se ha interesado por el torero», y aseguró que «José Tomás es un hombre que da muchísimo» y que en esta ocasión han «tenido la oportunidad de ver que también recibe muchísimo».

Preguntado sobre la vuelta a las plazas tras su recuperación, Boix recalcó que el futuro del torero consiste «en que le están quitando los tubos, le están despertando, y eso va poco a poco y no hay otra perspectiva que eso, que no haya complicaciones».