José Tomás, asistido tras su grave cogida de ayer en Aguascalientes, México. | Efe

15

El torero José Tomás está "estable" dentro de la gravedad tras la intervención quirúrgica a la que fue sometido durante tres horas y media después de la severa cornada sufrida ayer en la plaza mexicana de Aguascalientes, explicaron en conferencia de prensa los médicos que le atienden.

El diestro madrileño continúa "muy grave" aunque estable tras recibir una cornada "de unos quince centímetros" en el tercio medio del muslo izquierdo con una trayectoria hacia arriba y hacia atrás que le lesiona las venas femorales superficiales y profunda y la ilíaca, según el cirujano vascular que le operó, Alfredo Ruiz.