Archivo - La delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González. Archivo. | Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

La delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, ha culpado este lunes al Ayuntamiento de la capital del problema de tráfico y consumo de drogas, y el derivado problema de inseguridad, que está sufriendo el barrio de Lavapiés, acusándole de «no haber actuado y haber mirado para otro lado» desde el inicio de la pandemia.

En una entrevista en 'Telemadrid' recogida por Europa Press, la delegada ha abogado por abordar la situación de «deterioro que ha venido acumulándose a lo largo del tiempo en el barrio y tendría que haber sido abordado mucho antes». «Cuando me toca a mí actuar es que varios resortes antes ha fracasado. Lo que hacemos es reaccionar ante una situación, pero previamente lo que hay que hacer es un plan integral y actuar desde determinados sectores», ha señalado.

En ese punto, la representante del Gobierno central en Madrid ha recordado que el Ayuntamiento de Madrid «tiene un arma importantísima que es Madrid Salud y la atención a la drogodependencia». «Desde el inicio de la pandemia se empezó a detectar en algunos lugares se empezaba a ver a drogodependientes por las calles, en San Blas, Villaverde o Lavapiés. Y ese deterioro concluye con lo que estamos viendo en Lavapiés», ha indicado.

Noticias relacionadas

Por ello, González ha indicado que este aspecto el Consistorio «va tarde y por eso estamos en esta situación». «Pero vamos a dejarnos de tirarnos la pelota los unos a los otros y coordinémonos entre todos. El Ayuntamiento tiene servicios sociales y Madrid Salud para actuar. Son situaciones en el que la situación se ha deteriorado. Han pasado más de dos años y medio y el Ayuntamiento no ha actuado y ha mirado para otro lado. No es solo un tema de seguridad, sino de integración social, servicios sociales y atención a la drogodependencia. Se están viendo escenas que no veíamos desde los 80 en determinados barrios», ha resaltado.

«Si hubiéramos actuado hace dos años y medio no tendríamos esta situación, si se actuara de una manera integral por parte de todos los departamentos del Ayuntamiento no tendríamos ahí este problema», ha proseguido la delegada del Gobierno.

Ahora, González ha señalado que están actuando «coordinadamente» entre la Policía Nacional y Municipal de Madrid y con el desalojo del centro okupado de 'La Quimera' se ha hecho «una actuación impecable». Además, se ha puesto en contacto con ella el concejal presidente del distrito Centro, José Fernández, para un encuentro conjunto con ambos cuerpos policiales y el colectivos vecinales de Lavapiés para que este barrio «siga siendo el de multiculturalidad, convivencia y tranquilidad».