El compromiso con el medio ambiente está cada vez más interiorizado por parte de todos, y muchos sectores están apostando para intentar hacer, con su trabajo, un mundo mejor. En este sentido, y desde el sector de la construcción, Toni Castro, de Construcciones Puchet, afirma que “llevamos años haciendo cambios para mejorar el producto del cliente para que éste obtenga el máximo confort dañando lo menos posible el planeta, con el menor consumo energético posible”. | Youtube Última Hora

La segunda edición de la eMallorca Challenge ya tiene fecha de salida. Los próximos 3, 4 y 5 de junio se celebrarán, además del desafío de movilidad por la Isla, la feria virtual y dos jornadas de foros con ponencias centradas en el fomento de las energías e industrias sostenibles y en el turismo sostenible.

Se trata de un proyecto multidisciplinar en el que tienen presencia empresas, servicios, y un largo etcétera de actividades que ven en la sostenibilidad su objetivo. Este proyecto pretende dar visibilidad a marcas y empresas mediante su participación en la Feria Virtual eMallorca Challenge y su asistencia a las dos jornadas del Foro eMallorca Challenge, siendo su principal objetivo el de promocionar empresas sostenibles en un marco adecuado y alineado con sus intereses de comunicación.

El compromiso con el medio ambiente está cada vez más interiorizado por parte de todos, y muchos sectores están apostando para intentar hacer, con su trabajo, un mundo mejor. En este sentido, y desde el sector de la construcción, Toni Castro, de Construcciones Puchet, afirma que «llevamos años haciendo cambios para mejorar el producto del cliente para que éste obtenga el máximo confort dañando lo menos posible el planeta, con el menor consumo energético posible».

La construcción ha evolucionado mucho en los últimos años con la mirada puesta en un mundo más sostenible, de manera que podemos ver «terrazas ‘verdes’ con plantas que evitan que el sol caliente la superficie, tejados con placas solares, fachadas con materiales que provocan la rotura del puente térmico que antes se usaba solo en ventanas, etc. en definitiva, se está avanzando para conseguir en la construcción de un edificio ese mínimo energético para hacer sostenible el planeta» afirma Castro, quien continúa señalando «por nuestra parte, ponemos todas las herramientas a disposición del cliente y usamos todos los elementos arquitectónicos que tenemos para asesorar al cliente en esta materia, evitando aceros y hormigones, sustituyendo materiales por maderas laminadas o el bambú en decoración ya que crece más rápido, eliminamos la calefacción diésel usando materiales reciclados y limpios para el mantenimiento del clima en la casa,… También empleamos la tecnología BIM, lo que supone un gran avance en cualquier proyecto».

El movimiento eMallorca Challenge está presente en muchos sectores y todos podemos contribuir y aprender nuevos proyectos y servicios para ser más eficientes y, por lo tanto, más sostenibles.