Hammam Al Ándalus incorpora un nuevo centro en Palma

Actividad: Bienestar

Valorar:
preload
El baño es el mejor procedimiento que la inteligencia humana ha conseguido para lograr la conservación de la salud (Ibn Al Jatib, poeta oficial de la Alhambra, s. XIV).

El baño es el mejor procedimiento que la inteligencia humana ha conseguido para lograr la conservación de la salud (Ibn Al Jatib, poeta oficial de la Alhambra, s. XIV).

En la calle Costa i Llobera, a cien metros del Corte Inglés (Avinguda d'Alexandre Rosselló) y muy cerca de la Antigua Madina Mayurqa, Hammam Al Ándalus fortalece su red de centros con una quinta instalación. Se trata del existente Hammam Palma, que pasa desde este miércoles 12 de agosto a ser dirigido, gestionado e interpretado por Hammam Al Ándalus, una firma nacida en Granada hace 22 años bajo el objetivo de devolver a la vida la experiencia de los baños andalusíes. Al Ándalus recoge el testigo de las antiguas termas romanas y une al placer sensorial la necesidad humana de espiritualidad a la que sirve como privilegiado vehículo el agua.

De tan brillante pasado, la empresa Hammam Al Ándalus hace una realidad presente y útil a través de sus servicios de baño y masaje conducidos desde cuidados rituales de reencuentro y contemplación. Además, esta empresa apuesta decididamente por un futuro en el que la experiencia sensorial y la salud van de la mano. Hammam Al Ándalus se define a sí misma como una obra colectiva viva, en continua evolución, destinada al mundo. En palabras de su director general, Raúl Lozano: «Surge del deseo de contribuir al potencial humano, de proponer vida cuando nos rodea el cálculo, de ser conscientes de lo que nos ayuda a vivir y lo que nos constriñe, de convertir esa consciencia en servicio a las personas y en magia presente que teje el porvenir…».

La elección de Palma para esta empresa no es casual. Estaba en sus prioridades de expansión: a su indudable interés estratégico como destino internacional se une la cultura de esta ciudad con raíces tan mediterráneas como andalusíes. Buena prueba son los Baños de la calle Can Serra o el Alcázar de la Almudaina y toda la traza del casco histórico. Para esta empresa el intercambio y el encuentro entre residentes y viajeros que se da en sus baños simboliza y propicia la prosperidad humana: diálogo, intercambio, modo de vida atractivo para el viajero e inspiración para el residente.

Precisamente, en relación con el complejo escenario al que asistimos, Hammam Al Ándalus propone actuar con una audaz reinterpretación del turismo y la salud. Con base en la ciencia, el arte y la tecnología, en los que Hammam Al Ándalus cree decididamente. En este sentido, Raúl lozano afirma: «Queremos contribuir a una sociedad más madura, participativa, eficiente y generosa. Apoyamos el arte en todas sus manifestaciones y promovemos la ficción literaria como fuente de desarrollo emocional, de ahí nuestro Premio Internacional de Relatos. Y sobre todo nos sumamos para afrontar el reto de una salud integral y al alcance de todos con prevención, hábitos de vida y autoconciencia. Todo ello en el marco de una forma de vivir sostenible, actuando contra los desafíos ambientales y contagiando a cuantos nos rodean de la necesidad de garantizar la preservación de ecosistemas y la biodiversidad en el planetac».

No hay que pensar pues que si se reserva un baño en cualquiera de los centros de Hammam Al Ándalus y en este renovado Hammam de Palma, solo se tendrá un pase para estar relajados y recibir un buen masaje. Habrá muchos matices en la forma de acceder, en la atmósfera del espacio, en el modo de ser tratados, en los relatos ofrecidos por el anfitrión del hammam, en la evocación de la naturaleza que proponen, que quizás, sientan esa inspiración tan propia de un buen concierto, una obra de teatro o, sencillamente, de un buen libro entre las manos.

Recientemente Hammam Al Ándalus ha ido aún más lejos proponiendo el uso de la vanguardista tecnología de blockchain, para construir una comunidad de personas y empresas que apuestan e invierten en este concepto acuñado de salud íntegra: emocional individual, social y del planeta. Para ello han creado el token Helysia, una criptomoneda que permite a sus usuarios disfrutar de sustanciosos beneficios en los centros y servicios del hammam, al tiempo que apoyan los proyectos de investigación y desarrollo en salud a través de convenios con Universidades y profesionales de este mundo.

Quizás, como indican los responsables de Hammam Al Ándalus, sea posible un nuevo modelo de contacto y diálogo entre culturas y personas, haciendo el mejor uso de la ciencia y de potentes herramientas tecnológicas como Helysia, yendo más allá del turismo convencional en todas sus fórmulas. Y desde luego parece deseable la transformación de nuestros pueblos y ciudades, tornándolos continente saludable para favorecer el bienestar, el enriquecimiento y la felicidad de sus habitantes.

El centro que ahora abren en Palma es un local muy cuidado que cuenta con 3 niveles, uno donde se sitúa la gran terma principal, zaguán/sala de espera y vestuarios, baño de vapor, y dos estancias más en la planta primera y embovedado, ambas destinadas al masaje.

Otro pequeño templo de salud y relajación en el centro de Palma, donde la experiencia sensorial y saludable va unida a un compromiso impecable en materia de seguridad y prevención ante la Covid-19, con los estándares y protocolos más exigentes para garantizar un espacio seguro.

El local de baños es un centro recogido e íntimo que sin embargo tiene el firme propósito de ampliar instalaciones en un futuro cercano. Un refugio de tranquilidad donde tanto los visitantes a la isla de Mallorca como los residentes en la misma puedan encontrar su rincón preferido para el descanso.

Sin duda, es una buena noticia que se haga palmesana esta empresa andalusí, y muy prometedores sus actividades y propósitos. Desde el 12 de Agosto, y por muchos años…