Rafael Nadal gesticula durante su partido ante Félix Auger-Aliassime en el torneo de exhibición de Hurlingham que se está disputando en Londres como antesala a Wimbledon. | JOHN SIBLEY

0

Rafael Nadal, que jugó este viernes su segundo partido de exhibición en Hurlingham, aseguró que el objetivo previo a Wimbledon está cumplido, pero que quedan cosas por mejorar. El balear perdió en su segundo partido en Hurlingham contra Felix Auger-Aliassime en el superdesempate del tercer set, después de haber ganado el miércoles a Stanislas Wawrinka en este mismo escenario.

«Han sido dos buenos días, lo de ha sido un buen test ante un gran jugador», dijo Nadal a pie de pista. «El objetivo está cumplido, jugar un par de partidos aquí. Esta vez Auger-Aliassime ha sido un poco mejor que yo, así que enhorabuena para él. Tengo que seguir trabajando en los días que quedan, pero saco cosas positivas», añadió. El mallorquín sacó sensaciones positivas del partido pese a la derrota y es que, además de dos horas necesarias de ritmo en las piernas, no perdió ni una vez el servicio y no concedió ni una pelota de rotura con su saque. Sin embargo, una inoportuna doble falta con 6-6 en el primer 'tie break' le condenó a perder el primer parcial. Se recuperó en el segundo, donde inclinó a Auger-Aliassime con una rotura en el quinto juego, pero cedió en el break final, donde el canadiense estuvo intratable.

Noticias relacionadas

Nadal debutará el próximo martes contra el argentino Francisco Cerúndolo en la primera ronda de Wimbledon, para lo que seguirá preparándose en los próximos tres días. «Hay que mejorar un poco de todo. Necesito mejorar, pero como siempre. Así es como es nuestra vida. Cada día hay que intentar ser mejor. No he jugado en tres años en esta superficie, así que cada día es un test, una oportunidad para ser mejor. Espero estar listo para el comienzo del a competición», finalizó el campeón de 22 Grand Slams.

Antes de jugar en Hurlingham, Nadal se entrenó este viernes en Wimbledon, coincidiendo con el sorteo del cuadro principal que le emparejó con el argentino Francisco Cerúndolo. Saltó al Aorangi Park a las 10:30, para ejercitarse con el estadounidense Frances Tiafoe, media hora después de que a escasos metros de las pistas de prácticas el azar le colocase en un difícil cuadro junto a Matteo Berrettini y Stefanos Tsitsipas, a los que podría medirse en semifinales. Nadal se entrenó durante media ahora ahí y luego se movió a la pista 8 del torneo, que empezará a utilizarse para la competición oficial el lunes. Acompañado de su equipo y con Tiafoe al otro lado de la red, el balear estuvo otra hora, de la que la mayor parte se dedicó a un partido de entrenamiento. Ahí, Tiafoe, que venía de ganar a Carlos Alcaraz en Hurlingham, se hizo con el triunfo por 6-1 y 4-2, cuando tuvieron que parar para que Petra Matric y Sorana Cirstea entraran en la pista.