Rafael Nadal saluda al público antes del partido ante Dkjokovic. | Efe

0

El tenista mallorquín Rafael Nadal afirmó este sábado que «París y Francia merecen todo nuestro apoyo y nuestro afecto» tras los atentados que el pasado día 13 mataron en la capital francesa a 130 personas, y subrayó la dificultad de «encontrar las palabras» ante lo sucedido.

«Siento una impotencia total. No tengo ningún mensaje particular que lanzar, es difícil encontrar las palabras para consolar a los que sufren, pero quiero asegurar a todo el mundo todo mi apoyo», indicó en un mensaje publicado por el semanal de «L'Équipe».

El tenista español, nueve veces ganador del torneo Roland-Garros, señala que esta oleada de ataques le afecta de cerca, igual que los de Madrid en 2004.

«Hace solo unos días estuve en París para disputar el torneo de Bercy, es una ciudad donde conozco a mucha gente. Y siento una impotencia total», añadió el jugador, para quien aceptar lo ocurrido «es muy duro».

Nadal dijo haberse enterado a través de su jefe de prensa, que comenzó a recibir mensajes en su teléfono móvil, y subrayó que no va a tener miedo de jugar en un futuro en estadios o recintos que pueden ser objeto de riesgos terroristas.

«No pienso para nada en eso cuando entro a la pista, no hay que pensarlo. No sé si el deporte puede desempeñar un rol social importante en tales momentos de pena y desolación. Creo que la sociedad en su conjunto tiene un rol que jugar», concluyó.