Rafael Nadal, en una imagen de archivo. | Antonio Lacerda

1

Australia supuso un gran impulso para el reinado de Rafael Nadal en la ATP, pero otros enclaves decisivos para reforzar su hegemonía se vislumbran en su horizonte más inmediato. Antes de que la tierra batida endurezca la defensa de la cima del ranking, el número uno del mundo avista un doblete imposible hasta la fecha que podría suponerle un botín que aliviara su trayecto en el curso 2014.

El zurdo de Manacor, que cuenta con 4000 puntos de ventaja sobre Novak Djokovic tras conquistar el torneo de Río de Janeiro, defiende 1000 puntos en el Masters 1000 de Indian Wells, pero tiene la oportunidad de engordar sus registros de forma notable en Miami, donde aspira a una recompensa total de 1000 puntos netos.

El Masters 1000 de Indian Wells, que arranca el jueves 6 de marzo, será una dura prueba en la siempre complicada transición al cemento tras una vuelta condicionada por las molestias en la espalda, pero Miami, donde el balear nunca ha ganado pese a disputar tres finales, es junto a Wimbledon, su gran oportunidad para asegurar su continuidad en lo más alto de la clasificación mundial en una campaña en la que no tendrá tregua cuando el circuito se tiña de rojo.

El año pasado se ausentó de Miami para no sobrecargar sus articulaciones, pero en la presente temporada la cita de Crandon Park permanece en la agenda marcada en rojo precisamente por la posibilidad de asestar un nuevo golpe de efecto a la clasificación mundial.

Laureus

Nadal, por otra parte, ha sido nominado a los premios Laureus, que se entregarán el próximo 26 de marzo en Kuala Lumpur (Malasia). El manacorí ha sido nominado a Mejor Deportista del Año y a Reaparición del Año. En la primera categoría, Nadal, que ya ha ganado los ‘Óscar’ del deporte en dos ocasiones, competirá con las candidaturas de los atletas Usain Bolt y Mo Farah, el jugador de los Heat, LeBron James, el futbolista Cristiano Ronaldo o el piloto Sebastian Vettel.