Xavi Hernández, entrenador del Fútbol Club Barcelona. | Efe

El Barcelona, rival del Mallorca en la séptima jornada del campeonato en Primera División (sábado, 21.00 horas), llegará a la capital balear lastrado por las lesiones y los problemas físicos. Los compromisos internacionales han supuesto un costoso peaje para el equipo de Xavi Hernández, que de momento no podrá contar en Son Moix con Ronald Araujo, Jules Kounde, Memphis Depay y Frenkie de Jong, todos ellos lesionados con sus selecciones. Una lista a la que podría sumarse el lateral Héctor Bellerín, que este martes sufría unas molestias en el sóleo del muslo izquierdo durante el entrenamiento del cuadro azulgrana.

Noticias relacionadas

Incorporado en los postres del mercado tras desvincularse del Arsenal, Bellerín solo ha podido participar en dos partidos hasta el momento. El defensa será sometido este miércoles «a más pruebas médicas para saber el alcance exacto de estas molestias», según señaló ha informado el propio Barça en un comunicado. El equipo culé se ejercitaba en la Ciudad Deportiva Joan Gamper con los jugadores disponibles del primer equipo, a los que se sumaban los futbolistas del filial Nil Ruiz, Román Vega, Casadó, Carbonell, Txus Alba, Roberto y Luismi Cruz.

El Barcelona ya jugó muy condicionado por las ausencias su último partido en Palma, el pasado 2 de enero. En aquel partido, que abría la segunda vuelto del curso 2021-22, el equipo catalán perdía por diferentes motivos a Serginho Dest, Jordi Alba, Balde, Gavi, Coutinho, Dembélé, Ez Abde, Busquets, Sergi Roberto, Pedri, Ansu Fati, Braithwaite y Memphis. Una cascada de bajas que obligó a Xavi Hernández a completar la convocatoria con un puñado de jugadores del filial. Aun así, el Barça acabó imponiendo sus argumentos en Son Moix gracias a un gol de Luuk de Jong a pase de Oscar Mingueza (0-1).