Panorámica que ofrece el estadio de Son Moix en plena colocación de la cubierta de la Tribuna Este. | RCD Mallorca

3

El parón de la liga en Primera División por los compromisos de las selecciones ha permitido que se intensifiquen los trabajos en la reforma de Son Moix. La cubierta de la Tribuna Este centra ahora todos los esfuerzos de los operarios, que dejan espectaculares imágenes a muchos metros de altura para presentar una nueva imagen coincidiendo con la visita a Palma del Fútbol Club Barcelona en la próxima jornada.

Noticias relacionadas

Con todas las cerchas instaladas, la cubierta va ocupando su espacio y ofreciendo una panorámica distinta del estadio, donde los aficionados ya celebran estar más cerca del terreno de juego y disponer de asientos nuevos. Una de las viejas reclamaciones de los seguidores bermellones se ha visto cumplida con la eliminación de las pistas de atletismo y ahora el siguiente paso será disfrutar de otra zona cubierta para protegerse de las condiciones meteorológicas adversas. Además, también se espera que una vez completada la obra se pueda disfrutar de una acústica diferente que permite elevar los decibelios de la animación.

Las obras de reforma del estadio se iniciaron a mediados de mayo, tras el último partido en casa de la temporada pasada, y suponen un proyecto de mejora en el que el club invertirá alrededor de 20 millones de euros. La responsable del mismo es la arquitecta vasca Isaskun Larzábal, y se prevé que culminen en 2024. Los avances se están produciendo a un buen ritmo a pesar de que algunos problemas de logística por culpa de la situación internacional han supuesto la demora en la entrega de algunos materiales.