Aleix Febas pugna con Fran García en un lance de un partido disputado en Son Moix. | MIQUEL A. BORRAS

1

Antes de entrar hay que dejar salir y es la máxima a la que se ha agarrado el Real Mallorca en el mercado de verano. El conjunto bermellón, que ha pasado este lunes los reconocimientos médicos para iniciar la pretemporada, sólo ha hecho oficial la llegada de Copete procedente de la Ponferradina y ha abierto las puertas del vestuario para dar salida a Sedlar y Aleix Febas, que ha sido el último en decir adiós rumbo al Málaga.

Noticias relacionadas

Apenas 24 después de que Sedlar comunicara su marcha de la SAD balear, este lunes ha sido el club el que ha comunicado el acuerdo con Aleix Febas para separar sus caminos cuando aún tenía un año de contrato. «El RCD Mallorca y Aleix Febas han alcanzado un acuerdo para la desvinculación contractual del jugador. El club le desea la mejor de las suertes en el futuro», reza el escueto comunicado del conjunto bermellón.

Febas (Lleida, 2-2-1996) llegó al Real Mallorca en la temporada 2019-20 procedente del Albacete. Disputó 29 encuentros en su primera temporada en Primera y participó en 34 la siguiente en Segunda. Ante la falta de oportunidades del pasado ejercicio se marchó cedido al Málaga, donde su rendimiento le ha valido para abrir una nueva etapa en tierras andaluzas. En La Rosaleda compartió vestuario con el mallorquín Brandon Thomas y el lateral Braian Cufré, que ha regresado a la Isla tras cumplir su período de préstamo.