Salva Sevilla, centrocampista del Mallorca, durante un partido de esta temporada. | Jose Luis Contreras

23

Salva Sevilla no continuará en el Mallorca. El club balear ha decidido finalmente no renovar al centrocampista, que acaba contrato el próximo 30 de junio, y poner fin a una relación de cinco temporadas en las que el almeriense ha ejercido en todo momento como uno de los pesos pesados del vestuario. Básico para Javier Aguirre en este final de campaña y máximo goleador de la plantilla junto a Vedat Muriqi (ambos acuñaron cinco tantos), el mago de Berja disputó el pasado domingo, en El Sadar de Pamplona, su último encuentro como bermellón.

Salva Sevilla, que estaba dispuesto a continuar otra temporada en el conjunto rojinegro, se va después de amarrar la permanencia y tras estabilizar a un equipo que durante su ciclo en la isla aún no había podido repetir categoría durante dos años seguidos. Y lo hace con una tarjeta brillante. Ha disputado 186 partidos oficiales con el Mallorca entre Primera, Segunda, Segunda B y Copa del Rey (más que con ningún otro club durante su carrera) y ha marcado 25 goles, algunos de ellos tan decisivos como el que igualaba el playoff de ascenso contra el Deportivo en 2019. El primero fue ante el Atlético Saguntino, con un libre directo y en el primer balón que tocaba el día de su debut en la categoría de bronce, aunque días antes ya había jugado sus primeros minutos en Copa contra el Lleida. El último tanto lo firmó el día del 2-6 ante el Granada.

Noticias relacionadas

Hasta el que ha sido su adiós frente a Osasuna, Salva Sevilla ha acumulado cinco temporadas ejerciendo como uno de líderes del vestuario. Llegó con 33 años para reflotar a un Mallorca que acababa de caer al abismo de la Segunda División B y en el que ha compartido minutos y gloria con un bloque que ha resistido hasta este temporada y del que, pasado el verano, solo quedarán Antonio Raíllo y Abdón Prats, a la espera de ver qué sucede con Lago Junior. En total, ha celebrado dos ascensos a Primera División, un ascenso a Segunda, una permanencia en la máxima categoría y un descenso. Junto a él se marcha otra leyenda de los últimos años, Manolo Reina, que se despedía este lunes del mallorquinismo a través de las redes sociales antes de regresar al Málaga, el club en el que empezó todo, para ponerle el broche definitivo a su carrera. El Mallorca prepara un homenaje público en Son Moix para despedir al portero y a Salva Sevilla.

Salva Sevilla se ha despedido del mallorquinismo en las redes sociales agradeciendo la confianza que mostraron en su día Maheta Molango y Javier Recio por contratarle y ha recordado a todos los técnicos con los que ha trabajado en el club, aunque no hacía ninguna mención ni a Pablo Ortells ni al resto de los actuales gestores mallorquinistas. El Mallorca se encamina hacia una transformación tan profunda como necesaria de la plantilla. La dirección de fútbol tiene un ajetreado verano por delante para darle forma al nuevo proyecto.